Mendoza Miércoles, 6 de junio de 2018

Una mujer y sus 7 hijos quedan en la calle por un incendio

La familia, de San Rafael, perdió su casa y sus pertenencias luego de un siniestro ocurrido el martes por la mañana.

Una mujer y sus siete hijos quedaron sin hogar al incendiarse su humilde vivienda y todo lo que había en su interior. El fuego se inició por una pérdida de una garrafa, que no explotó por milagro. La familia quedó en la calle y necesita ayuda de la comunidad.

La casa se ubica en el callejón Carmona de calle Espinelli 804, en El Cerrito, San Rafael, donde alrededor de las 10 de ayer se inició el siniestro. Todo comenzó en una garrafa que sufría una pérdida y el gas se inflamó por la cercanía de una salamandra que tenían las víctimas para su calefacción.

Juana Mabel Cerna, la mamá de los niños, le contó a Diario UNO que la garrafa se las había dejado el padre de sus hijos y ella la había conectado a la cocina días atrás. Les preparaba el té a los cuatro hijos más pequeños (los otros tres estaban en la escuela) cuando empezó a sentir olor a gas, intentó manipular el regulador y segundos después se prendió fuego.

Desesperada, la mujer quiso sofocar las llamas con unos elementos mojados y como no tuvo éxito intentó sacar la garrafa fuera de la casa por si explotaba, pero no fue suficiente.

"Comenzó a arder todo. Lo único que pude hacer es sacar a la nena y a los chicos. Cuando quise retirar al nene más chiquito el fuego se había esparcido bastante, él no quería salir y lo tiré para afuera. Entonces Romina (la vecina) lo agarró y lo alejó. No sé cómo lo hice, si fue fuerza de mamá o de Dios, una cosa es contarlo ahora y otra vivirlo", relató.

"Cuando quise salir yo estaba envuelta en llamas, no tenía escapatoria, salí por una ventanita, me salvó mi vecina. Le doy gracias a Dios que yo esté acá para contarlo".

A los cuatro niños el fuego les quemó un poco el cabello, pero no presentaron más complicaciones que eso. Los tres más grandes estaban en la escuela y se enteraron del siniestro después.

Debido al incendio la estructura de la pequeña casa de dos plantas quedó en riesgo de derrumbe, por lo que personal de Defensa Civil tiró abajo la planta alta.

Los pocos muebles, camas, colchones, ropa y otras pertenencias se perdieron. La mujer vive sola con sus siete hijos, que van de los 3 a los 17 años, está separada hace cuatro años del papá de los chicos y ahora se ha quedado en la calle.

Las personas que deseen ayudarlos pueden acercarse a la cuarta casa del callejón Carmona, en Espinelli 804, en El Cerrito, San Rafael.

También pueden comunicarse al celular de Romina Gómez (2604-301869), que es vecina de Juana, quien perdió su teléfono en el incendio.