Mendoza Miércoles, 25 de julio de 2018

Un laboratorio mendocino extrae litio con un método único

Funciona en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNCuyo y fue inaugurado a fines de abril pasado. Investigadores mendocinos del Conicet crearon un sistema que se basa en la extracción de este metal desde la roca

Hace 10 años que los doctores Mario Rodríguez (48) y Gustavo Daniel Rosales (32), investigadores del Conicet, se dedican a estudiar diferentes formas y sistemas para extraer el litio de las rocas (en nuestro país se hacen extracciones de salares, pero no de este material).

Luego de varios intentos, lograron, en el 2014, patentar internacionalmente un método único en el país, que se aplica en el laboratorio piloto de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNCuyo inaugurado en abril. Su nombre oficial es Laboratorio de Metalurgia Extractiva y Síntesis de Materiales (Mesimat).El método consiste en el procesamiento químico del espodumeno, una roca que contiene litio, y otros componentes como silicio y aluminio.

Precisamente el litio es un metal estratégico, lo llaman "el petróleo del futuro" por ser cada vez más utilizado a nivel industrial para la fabricación de baterías de celulares, dispositivos electrónicos y hasta vehículos híbridos y electrónicos.

"La idea de montar el laboratorio es seguir trabajando en algo que hemos investigado durante mucho tiempo. Nosotros recibimos el mineral en forma de roca, luego se muele y después aplicamos el proceso que hemos desarrollado para disolver el mineral y extraer el litio como sal comercial que es como se vende en el mercado", explicó Rosales, quien además de investigador es docente universitario.

Para avanzar en el proceso, se necesitó un inversor interesado en la patente, y así surgió la relación con la empresa australiana Latin Resources que acordó la opción de uso de la licencia de esta tecnología para 5 países: Argentina, China, Estados Unidos, Canadá y Australia, donde hay yacimientos de este valioso mineral.

"Ellos son los inversores porque financian el equipamiento del laboratorio piloto. Buscan resultados económicos y nosotros apostamos a que el proceso dé resultados. Luego se verán costos operativos y se evaluará si se puede competir a nivel mundial con otras fuentes de las cuales se obtiene esta sal", comentó Rodríguez, quien también es docente de la UNCuyo.

A futuro, dijo, "interesa el costo económico de obtener, por ejemplo, una tonelada de sal, y ahí evaluar si el proceso será rentable para pasar a escala industrial o no".

El material con el que trabaja este laboratorio único en el país se extrae del yacimiento Las Cuevas, en San Luis, donde ambos doctores en Química trabajaron para desarrollar el método. "El mineral se obtiene de la cantera con el 2% de contenido de litio y se concentra por métodos físicos al 5% o 6%, aproximadamente, que es como se procesa a nivel industrial. Ahí comienza nuestro trabajo que es hidrometalúrgico", agregó el experto.

Se trata de un proceso "amigable con el ambiente, ya que no deja pasivos ambientales como otros procedimientos que se utilizan para la recuperación del metal de esta roca y que, además, demandan un alto consumo de energía. En nuestro proceso los subproductos que se obtienen (como sales de silicio, hierro y aluminio) también se aprovechan", coincidieron los investigadores mendocinos.

Dejanos tu comentario