Mendoza Jueves, 8 de noviembre de 2018

Siguen buscando padres para la nena de 5 años

Padece trastornos neurológicos. Por ahora no encuentran a quienes se sientan capaces de cuidarla. La chiquita está asistida y contenida en un hogar de la DINAF. La convocatoria es parte de un protocolo nacional.

Está encerrada en el desencuentro entre dos universos. Es la soledad existente entre 600 personas que quieren adoptar un niño y el de 70 niños que esperan ser adoptados. La niña, que tiene 5 años y trastornos neurológicos, no encuentra padres porque, quienes buscan hijos, no se sienten capaces de acompañarla en sus discapacidades o bien no reúnen las condiciones. Entonces la Justicia hizo una convocatoria pública buscando quien la adopte "y/o personas que quieran ofrecerse como referentes afectivos, tutores o figuras análogas de cuidado o apoyo".

"Es una modalidad que empezaron a adoptar los jueces de Mendoza cuando, desde el Registro, hemos agotado los recursos internos", explicó Verónica Gutiérrez, coordinadora del Registro Único de Adopción (RUA), de Mendoza. En este caso "les hemos preguntado a los postulantes, tanto de la provincia como del país", dijo, y en esa búsqueda no encontraron familia para esta niña que "presenta un trastorno generalizado de desarrollo, Síndrome de West con ausencias y episodios convulsivos frecuentes", según el oficio del Primer Juzgado de Familia y que está avalado por la firma del juez Carlos Neirotti.

"Esta es una convocatoria oficial que forma parte de un protocolo que se hace en todo el país", explicó la titular del RUA.

"Muchas veces las expectativas que tienen los adultos no coinciden con la realidad de los niños", acotó. Y ahí está la dificultad esencial de esta niña en conseguir padres y la de la mayoría de los 69 niños que hoy están en el RUA de Mendoza. Las parejas que buscan adoptar prefieren bebés sanos.

Además en el Registro hay muchos niños que tienen hermanos y también que tienen alguna discapacidad.

En el caso de los hermanos el RUA intenta por todos los medios que no sean separados y ofrece la adopción de todos a la misma pareja.

"Esto no es juzgable" aclaró Verónica Gutiérrez, porque adoptar a varios niños o a alguno con discapacidad, "es un proyecto de vida importantísimo", aunque volvió a subrayar que "el foco debe estar puesto en el interés del niño".

También la resolución del Primer Juzgado de Familia dispone que los medios de comunicación de la provincia informen día, por medio, sobre el caso y se den las instrucciones correspondientes, mientras la niña permanece asistida y contenida en el microhospital de la DINAF.

Lo primero que deben hacer los interesados es llamar al 261-4495476 o comunicarse a través de la dirección de correo electrónico ruamendoza@jus.mendoza.gov.ar

Desde el RUA señalaron que se realiza una entrevista a las personas interesadas en tener la guarda. Luego, llevarán adelante una evaluación para ver si el postulante "tiene una motivación acorde a las características que se están pidiendo, que es ahijarla".

Resaltaron que la pequeña tiene una discapacidad y requiere de ciertos cuidados especiales, por lo que analizarán si el posible adoptante tiene las habilidades que se necesitan para atenderla adecuadamente.

La menor de 5 años presenta un Trastorno Generalizado de Desarrollo, y Síndrome de West con ausencias y episodios convulsivos frecuentes. La enfermedad se caracteriza por espasmos epilépticos, retraso del desarrollo psicomotor y electroencefalograma con un trazado característico de hipsarritmia.

"Es un proceso diferente porque ya hemos agotado todas las instancias, es decir, que del registro de 600 personas que tenemos, no hemos encontrado ninguna que pueda vincularse con esta niña", manifestaron.

"Recurrimos tanto a instancias internas, como a registros de todo el país para que se fijen si hay legajos de inscriptos que coincidan con las características de esta nena. Pero no hubo éxito", explicó una de las trabajadoras del RUA.

Más noticias