Diario Uno > Mendoza

Sergio, botón de muestra del Central

Hace 11 días que Sergio Lazo (32), de Maipú, espera que lo operen de cálculos en la vesícula en unacama del Hospital Central. Recorre los pasillos arrastrando un pie de suero del que cuelga una

bolsa de analgésico, que le permite disminuir el dolor lo suficiente para, al menos, poder

levantarse de la cama y dar una vuelta. Es uno de los tantos pacientes que espera cerca de dos

semanas una cirugía en ese nosocomio.

"Vine el 1 de febrero y me mandaron devuelta a la casa. Volví el viernes para que me digan

que me estaba pasando, porque me moría del dolor. Casi me llevan preso en la guardia cuando empecé

a gritar para que me atiendan por que ahí nadie te da bola. Me dieron cama el 5 de febrero",

comentó Sergio a

diariouno.com.ar

Ese viernes, Lazo fue internado a la espera de un turno para ser operado bajo las leyes del

Central: "Si dejás la cama, perdés el turno". Desde entonces, como tantos otros, deambula por los

pasillos tratando de matar el tiempo mientras su familia se queda sin sustento.

Hace poco más de un mes, Lazo fue padre de su tercer hijo, que hoy depende de la ayuda de su

abuelo paterno, quien ayuda a la economía familiar en ausencia de su hijo.

"Trabajo en la construcción, y vamos a pasar hambre hasta que me operen. Mi viejo nos esta

ayudando para que mi mujer y mis tres hijos tengan que comer, porque nadie me cubre todo esto",

dijo Sergio, a quienle han prometido fecha de operación para el 22 de este mes.

 Embed      
Sergio Lazo espera su cirugía en el Hospital Central.
Sergio Lazo espera su cirugía en el Hospital Central.
 Embed      
Sergio Lazo espera su cirugía en el Hospital Central.
Sergio Lazo espera su cirugía en el Hospital Central.