Diario Uno > Mendoza

Se viene una ola de calor

Si por el calor el día se le hace insoportable y espera la noche para un respiro, olvídese. Eso no

sucederá. Es que desde el miércoles las temperaturas mínimas comenzaron a subir y en los próximos

días se espera que superen los 20°C. Según los entendidos en la materia, este fenómeno que tiene a

maltraer a los mendocinos posee nombre y apellido: ola de calor, la que elevará el termómetro hasta

los 38°C, anticiparon en el Servicio Meteorológico Nacional, aunque para el doctor en Meteorología

Federico Norte podría llegar hasta los 42°C.

Como si fuera poco, la masa de aire seco que estuvo presente durante la semana dará paso, el

lunes próximo, a una masa de aire húmedo por efecto de la Corriente del Niño. En otras palabras: la

humedad podría llegar al 60%, cuando hasta el momento rondó entre 30 y 35%, lo que elevará la

sensación térmica.

Como resultado de esta combinación entre la escasa amplitud térmica –diferencia entre la

mínima y la máxima–, las temperaturas elevadas y el alto porcentaje de humedad habrá que esperar

jornadas y noches muy agobiantes.

"La ola de calor se instaló durante la semana y se intensificará en la próxima. Se esperan

días duros y pesados. De todas maneras, estamos en verano y se trata de una situación normal",

clarificó el meteorólogo Fernando Jara. Como sea, lo cierto es que los mendocinos vienen soportando

jornadas como la de ayer, con una máxima de 35,7°C a las 17.30 y tendrán que aguantar días como el

de hoy, con una máxima estimada en 37°C y una mínima de 21°C. O como la del lunes por la tarde, que

rozará los 40°C.

Crónica de una semana ardiente

La ola de calor comenzó a marcar presencia el lunes pasado, cuando el termómetro llegó a

37,8°C, mientras que la mínima fue de 20°C. El martes hubo un respiro: la temperatura bajó hasta

los 30°C, aunque la mínima fue de 18°C. El miércoles comenzó el paulatino aumento de la mínima,

achicándose así la distancia con la máxima y, por ende, tornando los días más insoportables. Esa

situación se mantiene hasta la fecha, aunque se espera que la semana entrante se intensifique la

ola de calor al incrementarse el porcentaje de humedad –podría llegar a 60%– y al subir las

máximas, con un pico de 42°C cerca del miércoles.

Los pocos respiros se darán en la noche del domingo y la madrugada del lunes, cuando se

producirá un leve descenso de temperatura. Igualmente, Jara estima que en la madrugada del martes

habrá precipitaciones en la zona Sureste de Mendoza.