Diario Uno > Mendoza

Rosalinda se reunió con su familia

Rosalinda, la nena haitiana que fue adoptada por una familia mendocina y que después del terremotofue trasladada a Estados Unidos, se reunió con sus padres adoptivos en el orfanato en Estados

Unidos.

Luego de la desesperante denuncia de Carina Pacheco a

Noticiero 7 contando que después del terremoto de Haití Rosalinda había sido

trasladada a Estados Unidos sin documentación y que podrían llegar a perderla, hoy estuvieron con

ella y la semana que viene estarán en Mendoza.

Carina contó vía comunicación telefónica que la pequeña "está hermosa, no sabés las sonrisas

que nos hacía, estuvimos jugando y pasamos una tarde maravillosas después de tantos días

angustiados".

Muy emocionada, Carina dijo que en el orfanato les permitieron darle la leche y darle de

cenar y está feliz de saber que desde el lunes Rosalinda estará siempre con ellos.

La historia

Carina Valdés y Darío Pacheco son oriundos de General Alvear, pero desde jóvenes viven

Ciudad. Tienen cuatro hijos adoptivos de 9, 10, 11 y 13 años. La llegada de Rosalinda –quinto hijo

de la familia– se complicó de forma inesperada.

La pequeña de un año y medio residía en un orfanato de Puerto Príncipe y tras el terremoto

del pasado martes 12 fue evacuada junto con otros 53 niños hacia Pittsburg.

En la Argentina hay 14 familias a las que el mismo terremoto les puso en riesgo sus procesos

de adopción. Ahora esperan apoyo del Gobierno argentino para poder traerse a sus hijos adoptivos.

El caso más grave era el de la familia mendocina, pero a otra historia parecida se le

enderezó el destino en el último minuto.

Es el caso de Mabel García, una cantante lírica argentina que trabaja en Corea del Sur.

Mabel, desde Corea, y Quaini, la abogada que también la defiende, lograron frenar que el pequeño

corriera la misma suerte de Rosalinda, la hija del matrimonio mendocino, cuando el niño estaba a

punto de ser subido a un avión que lo llevaría a Estados Unidos.

Un mail de último momento enviado por Fabiana Marcela Quaini, la abogada del matrimonio,

logró que el niño fuera retornado al orfanato la semana pasada.