Diario Uno > Mendoza

Reina como su hermana

Llevar la corona de un departamento ya es todo un desafío, pero lograr el cetro nacional que añosatrás ocupó su hermana suma a la experiencia una dosis importante de vértigo.

Tamara Gisel Otero (21), quien representó al distrito Algarrobo Grande y resultó elegida por

Junín, parece no preocuparse demasiado y aclara: "Mi hermana tuvo su vivencia y yo tengo la mía.

Ambas nos respetamos, pero ninguna se mete en el camino de la otra. Además, una de las cosas que no

me gusta es que me comparen, porque somos dos personas diferentes".

Lo dice en franca referencia a Dana Otero (25), Reina Nacional de la Vendimia 2004, la

experiencia más cercana con que cuenta esta joven estudiante de segundo año de Bioquímica.

Durante los seis años que pasaron del reinado de la mayor de los Otero hubo muchos cambios. "

Nos fuimos a vivir a Junín porque logramos después de diez años comprar una casita", contó la rubia

de ojos verdes nacida en Rivadavia y que dejó su trabajo en una heladería para calzarse la corona

departamental.

Y pese a la coincidencia de que dos miembros cercanos de una familia hayan optado por el

mismo camino, la chica que hasta hace un año daba clases de tango dice que es pura casualidad. "

Nunca me exigieron que participara en Vendimia y a mi hermana tampoco. Incluso a las dos nos

resultó difícil, porque somos muy tímidas", reconoció. Luego admitió que dudó mucho antes de

presentarse, pero como le gustan los desafíos usó la experiencia para probar que podía superarse a

sí misma.

"El reinado de Dana lo viví con tranquilidad. A mis papás (Hugo, transportista, y Susana,

podóloga) los llenó de alegría. Pero yo tenía 15 años y no me daba cuenta de muchas cosas. Lo único

que recuerdo es que en todos lados me preguntaban si era 'la hermana de...'", relató. Tamara, quien

en su comuna quiere trabajar por los distritos más alejados, cerró la charla diciendo: "No sé si

voy a resultar elegida. Sólo quiero servir a los demás desde el rol que me dieron".

Dos rubias bien diferentes

Más allá de la edad –Dana es la mayor de las hermanas Otero–, hay algunas diferencias entre

la ex reina y la actual aspirante al cetro mayor.

Tamara, la candidata por Junín, se identifica con las ciencias duras. Estudia bioquímica y

dice que su meta es recibirse y trabajar de lo suyo.

En cambio, su hermana cursa el quinto año de Arquitectura.

Al momento de participar de la Fiesta Nacional de la Vendimia, Dana tenía 19 años, mientras

que Tamara ostenta 21.

En algo se parecen, además del cabello rubio y los ojos verdes. "Nos encantan los desafíos y

siempre para concretarlos vamos de la mano", contó la chica elegida por los juninenses.

En voz baja

–Si durante tu reinado te ofrecieran ser modelo, ¿aceptarías?

–Soy muy tímida, lo haría si es por una causa que lo justificara, como juntar fondos, pero

está muy lejos de mis pretensiones.

–¿Pensás que una reina debe dejar el mando si está embarazada?

–Hay que cumplir el reglamento, pero no quiero opinar de este tema porque no he pasado por

esa situación y no sé qué es lo que corresponde.

–¿Qué es lo que no te gusta de ser reina y tratarías de evitar?

–No me siento muy cómoda con la exposición, por mi timidez. Pero creo que animarme a asumir

este desafío me va a ayudar a desenvolverme mejor en otros ámbitos.

Datos reales

Tamara Gisel Otero - 21 años

Signo: Tauro (cumple el 7 de mayo).

Distrito: Algarrobo Grande.

Profesión: estudiante de segundo año de Bioquímica.

Medidas: "No las sé", confesó.

Altura: 1,72 metros.

Ojos: verdes.

Cabello: rubio.

Familia: sus padres son Hugo (57) y Susana (51) y sus hermanas, Dana (25) y Emira (17).

Novio: hace cuatro años que está de novia con Abel Moyano.

Mascotas: una perra y dos gatos.

Qué opinión te merece

Celso Jaque: "Me gustaría que trabajara más por la seguridad de los mendocinos, porque

hasta en los lugares más alejados y tranquilos hoy pasa de todo".

La reina Candela Carrasco: "La conozco poco y me cae muy bien. De todos modos, estaría

bueno que se difundan más las actividades de las soberanas".

Cristina F. de Kirchner: "Me gustó mucho la imitación que hicieron de ella", dijo irónica.

 Embed      
La blonda dice que le escapa a los flashes.
La blonda dice que le escapa a los flashes.
 Embed      
La blonda dice que le escapa a los flashes.
La blonda dice que le escapa a los flashes.
 Embed      
La blonda dice que le escapa a los flashes.
La blonda dice que le escapa a los flashes.
 Embed      
La blonda dice que le escapa a los flashes.
La blonda dice que le escapa a los flashes.
 Embed      
Tamara quiere recibirse de bioquímica y trabajar de lo suyo.
Tamara quiere recibirse de bioquímica y trabajar de lo suyo.
 Embed      
Tamara quiere recibirse de bioquímica y trabajar de lo suyo.
Tamara quiere recibirse de bioquímica y trabajar de lo suyo.