Mendoza Jueves, 6 de diciembre de 2018

Rafael será trasplantado de médula ósea y necesita varios dadores de sangre

Desde la Fundación Favaloro, donde se encuentra internado y le realizarán la intervención, su madre, Flor Rusell, pide donantes de cualquier grupo o factor

Rafael Gómez Rusell es un lujanino de 18 años que está internado en la Fundación Favaloro y será trasplantado de médula ósea el martes. Tutuca, como lo apodan cariñosamente, está acompañado por su familia; su madre, padre y hermana, necesita entre 40 y 30 dadores de sangre de cualquier grupo o factor.

Desde Buenos Aires, Florencia Rusell, su mamá, pide a familiares, amigos o cualquier persona, que pueda y quiera donar sangre para Rafael, lo puedan hacer en la Fundación Hemocentro de Capital Federal, en Avenida Díaz Vélez 3973.

-¿Desde hace cuánto que está internado Rafael?

-Llegamos el jueves pasado y ayer nos internaron luego de varios controles. Él tiene 18 años y tuvo una recaída porque a los 10 años tuvo un linfoma anaplásico de células grandes, a los 12 recibió un trasplante autólogo, que significa que es de su propia médula. Pasaron seis años de ese trasplante pero Rafael ahora tuvo una recaída, entonces tuvieron que volver a hacerle quimioterapia, esto significa que su médula se volvió a enfermar. Por eso ahora estamos esperando que lo vuelvan a trasplantar.

-Durante este tiempo, de los 12 hasta ahora, ¿hizo una vida normal?

-Sí, hizo una vida normal pero ahora al tener esta recaída la solución o la sanación completa sería un trasplante externo que se llama de médula no relacionada, es decir que no es de ningún familiar. Tiene que ser de un donante externo.

-¿Ya consiguió ese donante externo?

-Sí, ya lo hemos conseguido. Rafael en agosto entró en la lista del Incucai. En el Incucai nos dijeron que había entre 1.400 personas que se podían empezar a estudiar la compatibilidad pero ninguno en Argentina, esto significa que el nivel de gente que dona sangre en Argentina, que dona para médula, porque el que va a donar sangre no se anota para donar sangre para médula. No se informa que la donación de médula es donar sangre, no es que te vas a quedar inválido o te van a tocar tu médula.

-¿Desde dónde es la donación?

-Es de Alemania, porque del banco de médulas del banco mundial fue el que mayor compatibilidad tuvo con Rafael.

-¿Cuántos dadores de sangre le estarían faltando?

-En una campaña que hice yo he pedido entre 40 y 30 dadores pero todavía no me confirman cuántos serán en realidad, porque Rafael recién el 11 de diciembre le van hacer el trasplante, pero después del trasplante es cuando Rafael, o cualquier trasplantado entra en un período de inmunodepresión que es cuando se quedan sin defensas y ese es el momento más crítico del trasplantado. En ese momento es cuando queda muy indefenso es cuando hay que colocarle sangre en forma de plasma, plaquetas o glóbulos para que su médula resista cualquier bichito que pueda llegar a entrarle a su cuerpo.

-¿Después del trasplante, cuánto tiempo más deberá permanecer internado?

-Hasta enero, es largo el periodo. El médico nos dijo que después del trasplante nos dijo que entre 20 y 25 días para que pueda prender y así empiece a subir sus valores normales y además que el organismo lo acepte porque al tener un donante externo uno de los riesgos que se corre es la enfermedad de inserto de huésped.

-¿Esto qué significa?

-Ese huésped lo que hace es atacar tu sistema que está indefenso, por eso en el periodo pretrasplante, que es a partir de mañana (hoy) Rafael va empezar a recibir unas drogas que lo van a fortalecer para que esa médula que es la que lo va a salvar al principio no lo enferme. Es paradójico pero es así.

-¿Cómo está Rafael de ánimo?

-El Rafa está bien, él ya lo pasó a esto y lo pasó desde muy chico; tiene una fortaleza increíble para con la edad que tiene, ha pasado cosas que ni uno de 70 ha pasado. Lo que sí, y es lógico, que él siente que no se va aguantar es el encierro, eso lo enoja un poco. Las horas no pasan más.

Más noticias