Mendoza Domingo, 19 de agosto de 2018

"Queremos saber por qué La Rosadita recibía esos cheques"

Habló el jefe de los fiscales de Delitos Económicos, Sebastián Capizzi. Cómo se investiga aquí la corrupción contra y desde el Estado. "Queremos un equipo que se dedique solo a esto"

Investigar la corrupción en el Estado es muy difícil. Delicado. Tanto que a veces, no siempre, termina siendo imposible llegar a la verdad real, lo que beneficia a los involucrados con un bálsamo de impunidad. A nivel social, muy por el contrario, se advierte que miles de millones de las arcas públicas se evaporan y se lesiona la credibilidad, que es clave para el desarrollo. Clave hacia adentro y hacia afuera de la política pero también de la Justicia. Mendoza no es la excepción. Aquí no hay cuadernos K con arrepentidos ni bolsos con millones de dólares como los de José López. Pero hay causas en trámite, como las que complican a un ex gobernador como Paco Pérez y a ex funcionarios de su gestión, como en el caso de La Rosadita y otros (ver aparte).

Sebastián Capizzi es el jefe de los cuatro fiscales dedicados a investigar la corrupción contra el Estado provincial y/o municipal en Mendoza, entre otros delitos económicos como las estafas, los llamados "cuentos del tío" y los ciberdelitos.

-¿Qué causas se tramitan por delitos contra la Administración Pública?

-Hay causas donde han sido perjudicados estados municipales y el provincial durante las últimas gestiones políticas de gobierno, entre 2012 y 2015. Los hechos se caracterizan por el manto de impunidad que los cubre y que se devela cuando asume una gestión política distinta, lo que permite mostrar cosas que se han hecho en gestiones distintas y anteriores. Este Gobierno, lo que también sucede a nivel nacional, ha descubierto hechos que ameritan ser investigados.

-¿Qué características tienen?

-Son extremadamente complejas porque vienen con mucha información para analizar: de licitaciones, del Tribunal de Cuentas, de municipios intervinientes; y porque además involucran leyes extrapenales: de obras públicas, de administración pública, contables financieras, de sociedades, administrativas. Ya no se trata solo del Código Penal. Además incluyen la producción de pruebas, que son complejas, incluso para entenderlas, como los informes de los bancos; hay que tener gente especializada en solicitar y entender estas pruebas. Los expedientes deben contener información útil para acusar a los responsables y solo si se las entiende se puede avanzar.

- ¿Alcanza la estructura vigente?

-Esta Unidad Fiscal apunta a que el Estado sancione, desde la Justicia, este tipo de delitos. Apuntamos a crear una unidad especial contra los delitos contra la Administración Pública a cargo de dos fiscales full time con un equipo de prosecretarios. Por su complejidad, la investigación de estos delitos siempre ha quedado postergada en la cultura jurídica. Incluso dentro del propio sistema judicial queda la sensación de que nunca se resuelven.

-¿Qué es la corrupción?

-Son operaciones económicas en beneficio propio o cuando se actúa fuera de la ley en beneficio propio o de terceros afectando el patrimonio público.

- ¿Y La Rosadita?

- Es un caso que involucra a 5 obras públicas y el manejo de una oficina, que era continuación de Infraestructura Pública, a cargo de (Claudio) Barraza, que está imputado, como dos jefes de inspectores. Se certificaban avances de obras hipotéticamente no realizadas. Y circulaban cheques de hasta $60.000. Las licitaciones siempre beneficiaban a los privados.

Más noticias