Mendoza Sábado, 25 de agosto de 2018

Protestan contra una resolución y toman terciarios

Docentes y estudiantes cuestionan los cambios que habrá en las subvenciones que otorga la DGE a esos institutos y que buscan favorecer a las carreras consideradas prioritarias.

Una gran polémica generaron los anuncios de la Dirección General de Escuelas (DGE) acerca de los cambios que se producirán en las subvenciones de los institutos terciarios privados y estatales de Mendoza.

La resolución busca favorecer algunas carreras consideradas prioritarias por sobre otras para las que no existe una gran demanda en el ámbito laboral, no hay un número suficiente de estudiantes para iniciarlas o hay una gran cantidad de profesionales en la actualidad.

Esta decisión despertó el malestar de docentes y estudiantes que consideran que su posibilidad tanto de trabajar como de estudiar la carrera que desean corre serios riesgos. Por ese motivo, durante la jornada de ayer se realizaron tomas con clases públicas y manifestaciones en distintos institutos de educación superior de toda la provincia.

Quienes tomaron la posta fueron los alumnos y profesores del Instituto Superior Tomás Godoy Cruz, en Ciudad, que estarán hasta el mediodía de hoy con el edificio tomado.

"Dice que todas las carreras son a término, es decir que año a año el Consejo de Educación Superior va a decidir si se abre nuevamente esa carrera o no y para eso toma como única medida a tener en cuenta la matrícula de los estudiantes, una matrícula que básicamente tiene en cuenta a los estudiantes como un número", expresó Natalia, una docente del instituto.

Otros institutos de la provincia, el IES 9-009 de Tupungato, por citar un ejemplo, se plegaron a la toma y a las clases públicas en repudio de la resolución.

La letra chica

Puntualmente lo que dice la resolución es que las instituciones de Nivel Superior de gestión estatal y privada, que dicten carreras de formación inicial docente y técnica aprobadas sin término con anterioridad a la nueva norma, deberán solicitar anualmente la autorización para efectuar la matriculación de estudiantes en dichas carreras.

De esta manera, la idea de la DGE es promover el ingreso de estudiantes a la formación docente de carreras como Matemáticas, Química, Lengua o Educación Especial, por ejemplo, donde analizan que faltan aspirantes.

El objetivo principal es el de desincentivar otras carreras como Educación Física, considerada saturada en cantidad de profesionales respecto de la demanda del mercado.

Sin embargo, la misma docente aseguró que las carreras que para el gobierno escolar son prioritarias son muy pocas: "Salvo el Profesorado de Matemática y los PEP son prioritarios, pero no lo son arte visual, tecnicatura, biología, lengua y literatura".

Sobre los traslados

Los docentes que actualmente estén dando clases en carreras consideradas no prioritarias deberán ser reubicados en otra institución, lo que podría implicar un cambio de departamento, o podrían ser reasignados a la formación continua, a la investigación o al apoyo en las escuelas.

Sobre las reubicaciones, la resolución indica en el artículo 10° que los docentes que vayan a ser trasladados deberán previamente expresar su conformidad.

En caso de no hacerlo por causa fundada, pasarán a disposición. Los docentes suplentes que fueron designados como "suplentes en cargo vacante" y no presenten su conformidad cesarán en sus funciones.

Esto fue duramente criticado por los docentes y por el SUTE, desde donde afirmaron que no todos los profesores están en condiciones de trasladarse.