Mendoza Domingo, 29 de abril de 2018

Por salvar a su madre, Adriel se ganó un viaje al Mundial

Tiene 10 años. Intercedió ante su padre en una situación de violencia de género y ese hecho lo convirtió en afortunado.

Adriel Zotelo Manuel tiene 10 años y hace tres, cuando era apenas un niño, salvó a su madre de una situación de violencia de género extrema en la que su padre era el victimario. Por esa fuerte historia de vida, McDonald's lo eligió como uno de los once chicos argentinos que viajarán al Mundial de Rusia 2018 para salir al campo de juego de la mano de uno de los jugadores de la Selección en el partido debut contra Islandia.

Quien lo inscribió en el concurso fue su madre, Marcela Manuel (39), quien vio una publicidad realizada por Javier Mascherano bajo la consigna "Por qué tu hijo es un héroe" y no dudó en contar la historia.

"Lo postulé porque para mí siempre fue un héroe. Su vida no ha sido fácil, nos ha costado mucho a todos y que lo reconozcan es una caricia al alma, porque hemos pasado muchas malas y hemos salido adelante. Yo fui víctima de violencia de género y el detonante fue cuando Adriel tenía 7 años, con una situación en la que si él no intervenía, realmente no sé si hoy podría estar acá contándolo", dijo Marcela.

Esa postulación se realizó el año pasado, y el primer indicio de que Adriel podía ser seleccionado fue cuando les llamaron para avisarles que estaban en la semifinal del concurso entre los 22 preseleccionados de los más de 9.000 participantes a nivel nacional.

El día clave fue el viernes 20 de abril, cuando el teléfono volvió a sonar pero esta vez con la confirmación oficial. "Somos personas comunes y corrientes; esta situación es rara porque no lo esperábamos. Adriel mira el video en el que Mascherano le dice que ganó y todavía no lo puede creer", agrega la mamá.

El viaje, en detalle

El premio para los ganadores es un viaje todo pago a Rusia desde el 13 de junio hasta el 18 o 19, dado que la vuelta todavía no está confirmada. El partido en el que serán acompañantes de los jugadores es el 16 de junio, pero antes de eso harán varios ensayos.

"Los chicos tienen capacitación como escoltas, y en uno de los días que estén capacitándose los acompañantes tendremos un tour por Moscú. Hay momentos de ocio, pero un día antes del partido se el ensayo final en el estadio Spartak, que es donde juega Argentina la primera fecha del Mundial de Fútbol", explicó Marcela a Diario UNO.

Mucha expectativa

La familia de Adriel está compuesta por él, su madre, sus hermanas Guadalupe (8) y Valentina (14) y su abuelo Carlos. Viven en San José, Guaymallén, y el pequeño es alumno de la escuela Alem, donde asegura que le va muy bien.

En su casa todos tomaron esta noticia con alegría, aunque la más pequeña está algo celosa por el viaje de su hermano.

"Mi hija más grande siempre me dice, nadie más que vos y yo sabemos lo que Adriel ha pasado y cuánto se lo merece. Es lindo que la gente conozca su historia, será un incentivo para él, para que sepa que en la vida no es todo malo y que cuando nos esforzamos por hacer las cosas bien llegan los premios", cerró Marcela.

"Me gustaría entrar a la cancha con Messi o con Mascherano"

Adriel es un chico tímido, pero maduro para la edad que tiene. Su madre asegura que es por las situaciones que le ha tocado vivir, aunque él no lo expresa de ninguna manera.

Se muestra contento, pero algo incrédulo de todo lo que está viviendo y lo que pasará en las próximas semanas.

"Estoy muy contento. Es la primera vez que voy a viajar en avión y muy lejos. Con mi mamá siempre vemos los partidos de la Selección, pero nunca fui a la cancha a ver un partido", expresó el pequeño.

Al principio, apenas dio a conocer la noticia, sus compañeros no le creyeron pero ahora todos le piden que le traiga autógrafos de sus grandes ídolos.

"Mi señorita Gabriela me dio dos banderas para que los jugadores nos den los autógrafos y una me la deje en mi casa y la otra la lleve a la escuela. No sé que les diría a los jugadores, sé que me voy a emocionar y los abrazaría un rato", agregó Adriel.

Él juega a la pelota con sus compañeros, aunque no tiene una posición definida. Solo sabe que no quiere ser arquero, ya que una vez atajando se fracturó un dedo. "Cuando sea más grande me gustaría jugar a la pelota, pero todavía me quedan muchos años", dijo, aunque pensándolo mejor, dijo que le gustaría ser piloto de avión.

Ya pensando en el Mundial de Rusia y en ese partido de la Selección que lo tendrá como espectador de lujo de los mejores jugadores del mundo, expresó: "Me gustaría entrar a la cancha con Messi o con Mascherano, pero con el que sea estará bien".