Mendoza Domingo, 3 de diciembre de 2017

"Pienso cuántas cosas más tendría que hacer para estar a la altura de esta distinción"

Lo dijo Julio Le Parc, al ser reconocido con el Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Cuyo.

Julio Le Parc se convirtió el viernes en el nuevo Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Cuyo con mención especial al mérito político-social. Fue en una emotiva ceremonia en la que lo acompañó el artista mendocino Joaquín Salvador Lavado Quino, además de miembros de la comunidad académica, autoridades gubernamentales, familiares y amigos.

Por pedido de la facultad de Artes y Diseño, y con unanimidad del Consejo Superior, la Universidad decidió distinguirlo por ser uno de los mayores referentes del arte cinético en la escena mundial, creador de pinturas, grabados, piezas con luz y otras múltiples experiencias visuales móviles, que desde un inicio buscaron situar al público en un lugar participativo, modificando el paradigma de la barrera clásica entre una obra y el espectador.

En la Nave Universitaria, el rector Daniel Pizzi le entregó el diploma y resolución, y el decano de Artes Drago Brajak, la medalla y un obsequio. En ese contexto, Pizzi inició su discurso con un brindis por el flamante Doctor Honoris Causa. A continuación explicó que el título se otorga al candidato que cumple ciertas exigencias académicas y tiene una trayectoria ejemplificadora, por el aporte que hace a su comunidad y por los distintos hitos que atraviesa. "Has demostrado que te has hecho honor a ti mismo, como ejemplo de vida, y con tu sacrificio, tu disciplina, tu trabajo y tu pasión nos has honrado a todos los que de una forma u otra manera hemos sido impactados por tu obra" afirmó la máxima autoridad de la UNCuyo.

A su turno Julio Le Parc releyó unos extractos del texto que pronunció al inaugurarse en Guaymallén el Centro Cultural que lleva su nombre, y en el que buscó plasmar las sensaciones y percepciones de su niñez en la Provincia. "Hoy esta distinción y homenaje la comparto con todo eso, con todos aquellos que a lo largo de mi vida me transmitieron energía y cariño, animándome en permanencia. Y pienso en cuántas cosas más yo tendría que hacer para estar a la altura de esta distinción, larga como desde mi infancia hasta ahora, reciban todos ustedes un gracias mío, sentido por mi corazón de mendocino", concluyó.

Luego del reconocimiento, los músicos de la Orquesta de la UNCuyo junto al solista Yamil Le Parc, hijo del artista, interpretaron "Che Piazzolla", una obra dedicada a Astor Piazzolla, con arreglos de Fabián Bertero. Los dirigió el maestro invitado Leandro Botto Schumacher y también actuarán Lisandro Bertero, en piano y Eleonora Ferreyra, en bandoneón.

Fuente: Prensa UNCuyo.

Más noticias