Mendoza Domingo, 3 de junio de 2018

Paso a Chile: subió el flujo de camiones y bajó el de los autos

La tendencia surge de comparar entre 2017/2018 y el 2016/2017. Mendoza tiene el cruce más concurrido del país

El viernes que pasó comenzó a regir el horario de invierno en el Sistema Integrado Cristo Redentor. Con el cambio de temporada se conocieron los números del flujo vehicular del período de verano 2017/2018. En comparación con la anterior temporada 2016/2017, los resultados arrojaron un aumento de la circulación de camiones y una disminución de micros y autos particulares.

Durante la última temporada ingresaron por Uspallata entre los meses de setiembre y mayo 108.406 camiones, es decir 5.932 más que en igual período de la temporada anterior en la que pasaron 102.474. Similar tendencia quedó evidenciada respecto a la salida de camiones ya que 117.126 lo hicieron ahora, contra los 111.834 del período anterior, es decir 5.292 más este año.

Néstor Majul, el subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad y coordinador del paso a Chile, explicó que de los 26 cruces al vecino país con los que cuenta la Argentina, el de Mendoza es el más importante. "El 65% de la mercadería que se exporta desde el Pacífico hacia el norte de los Estados Unidos y Asia lo hace por la provincia", destacó

El funcionario explicó que en verano circulan 800 camiones diarios y en invierno ese número baja a 500.

Sin embargo, la cifra es muy elevada y crece año a año. Mendoza cuenta con el paso más importante al Pacífico de todo el Mercosur. Desde la ruta 7 llegan flotas de transportistas provenientes principalmente de Brasil, Paraguay, Uruguay y el interior del país.

En caídaContrariamente a lo que ocurre con los vehículos de carga, tanto los automóviles particulares como el transporte de pasajeros, mostraron una notable disminución de flujo. En 2017/2018 circularon 216.188 autos y 11.520 buses. Mientras que en 2016/2017 circularon 238.813 autos y 13.140 micros. Al contrastar los totales se observan 22.625 autos menos y 1.620 buses menos.

Si lo que se comparan son personas de una temporada a otra, se redujeron 99.358 los viajeros que pasaron por Horcones. En el último período se contabilizaron 1.138.941 personas y en el anterior 1.238.299. Estas cifras tienen en cuenta la visita del papa Francisco entre el 15 y 18 de enero pasado, que generó muchas expectativas entre los argentinos por su participación pero que finalmente no se cumplieron. De hecho en enero de 2017 pasaron a Chile 269.378 viajeros y este año solo lo hicieron 222.383, unas 46.995 personas menos.

En porcentaje implica una caída del 17,5 % de turistas. Las causas que explicarían esta baja son que el país trasandino ya no sería tan conveniente como en otras épocas desde el punto de vista comercial. Pero este no sería el único factor.

"Creo que subieron los precios en Chile y los comerciantes locales se adecuaron. Empezaron a ofrecer promociones con tarjetas y descuentos y la gente lo privilegió. Además el miedo a largas esperas hace que se achiquen las expectativas y tránsito de un país al otro. A esto se suma la inseguridad que comenzó a manifestarse en el vecino país", describió Majul.¿Qué ocurrió en mayo?La caída del peso y la escalada del dólar de mayo no se vio reflejada en la tendencia general. En 2017 salieron durante ese mes 10.387 vehículos particulares y este año lo hicieron 11.688, es decir 1.301 más que el año pasado. Sin embargo, durante el fin de semana largo por el feriado del 25 de Mayo cruzó a Chile menos de la mitad de mendocinos que se esperaba.

El tipo de cambio definió el comportamiento de los mendocinos durante el cuarto fin de semana largo del año. Cuando en promedio para estas fechas suelen transitar más de 20.000 turistas y en ocasiones hasta 30.000, esta vez solo lo hicieron unos 14.000 viajeros, según los datos informados por Gendarmería. Pese a la notable disminución, hubo largas colas de vehículos -de hasta tres horas- esperando pasar al vecino país.Próximas inversionesEl excesivo tránsito en el corredor internacional continúa siendo un problema y para remediarlo se invertirá en importantes obras. Hace unas semanas los gobiernos de Chile y Argentina firmaron un acuerdo que permitirá ampliar los túneles Caracoles y Cristo Redentor. Será financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con una línea de crédito de U$S750 millones. La obra para la refuncionalización de los túneles tiene dos etapas: la primera consiste en ensanchar el viejo Túnel Caracoles, clausurado, de los 4,50 m que tiene hoy hasta 13 m, y construir galerías de interconexión con el Cristo Redentor. La segunda implica restaurar el actual Túnel Cristo Redentor e instalar todos los sistemas de ventilación y señalización inteligente.