Mendoza Sábado, 18 de agosto de 2018

Para José Cartellone, las coimas son un problema de la sociedad

El empresario mendocino negó que le hayan pedido retornos y afirmó que está a disposición de la Justicia para aclarar.

Presidente de la reconocida constructora mendocina que hace obras en todo el país y en el exterior, y mencionado hace pocos días por otro acusado en la causa de los cuadernos de las coimas, José Cartellone opinó que el escándalo de corrupción que se investiga no es un problema de los empresarios sino "de la sociedad". Negó haber pagado coimas, aunque ensayó una respuesta ambigua y dijo que está a disposición de la Justicia: "Si algún juez necesita alguna aclaración, la empresa está dispuesta y todos nuestros funcionarios a aclarar todo lo que sea necesario".

Así respondió en una entrevista cuando periodistas porteños le preguntaron sobre la investigación penal que realiza el juez Claudio Bonadio.

-¿Los empresarios son responsables o víctimas?

-Creo que no es un problema de los empresarios sino de la sociedad. La sociedad es la que tiene que cambiar. El cambio cultural es de la sociedad, no solamente de los empresarios. Somos todos los que tenemos que cambiar.

Lo dijo tras la visita del presidente Mauricio Macri a la Jornada de la AEA (Asociación Empresarial Argentina), de la que Cartellone es vicepresidente.

Negado a calificar y condenar a los empresarios involucrados en el escándalo de las coimas, Cartellone extendió "el problema... a toda la sociedad", y terminó generalizando los males de los que se valen unos pocos y sacan grandes beneficios.

Para el constructor mendocino, "no es un problema de los empresarios", a pesar de que la primera línea del empresariado argentino hace fila a diario en calidad de arrepentida, confirmando parcial o totalmente el pago de coimas o la participación en un sistema de retornos a través de la obra pública.

Sus declaraciones no quedaron allí. Durante la entrevista alcanzó a responder con un oportunísimo y agónico "no" cuando le preguntaron si a él le habían pedido coimas.

La negativa fue clara pero la frase que inmediatamente le siguió dejó un manto de ambigüedad en el que no se entendió si estaba defendiendo a la actividad, a su empresa o queriendo justificar algo.

-¿A usted le pedían coimas?

-No... no, porque digamos, alguna empresa tiene que hacer las obras, nosotros jamás en la vida hemos dejado de hacer una obra, las empezamos y las terminamos. Eso es una cuestión que hay que verla. Siempre alguien tiene que hacer las cosas.

Cartellone fue involucrado hace pocos días por el ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción Carlos Wagner, quien en calidad de imputado arrepentido mencionó a la empresa mendocina entre las del grupo que recibían contratos de obra pública que estaban dentro del sistema ilegal de retornos con fondos del Estado.

Preguntado por los dicho de Wagner, el empresario Cartellone gambeteó la respuesta y apeló a la trayectoria centenaria de su firma.

-Declaró Wagner que había un sistema a través del cual se devolvían los anticipos de las obras...

-Escúcheme, no sé lo que dice este señor, pero en el periodo ese se hicieron cientos de obras, y hay alguien que tiene que hacer las obras. Nosotros tenemos cien años de historia, no creció nuestro patrimonio, lo pueden verificar, fuimos los últimos en cobrar. Como salió en todos los medios, nosotros teníamos atrasos importantes en los cobros. Nuestra empresa es centenaria, no es que crecimos en 10 o 12 años.

Incluso los periodistas le preguntaron si le daba validez a lo que sus colegas están revelando en la investigación de Bonadio, a lo que respondió, cauto y prudente: "Yo no valido nada porque como todo esto está judicializado hay que esperar a ver cómo termina la cosa".

Valenti sigue preso

Mientras tanto, el ejecutivo y ex número uno de IMPSA (Industrias Metalúrgicas Pescarmona SA) Francisco Valenti sigue tras las rejas luego de que hizo su declaración defensiva durante dos días, apenas se presentó ante el tribunal del juez Claudio Bonadio.

El directivo, que fuera la mano derecha de Enrique Pescarmona, no tiene la condición de arrepentido que han preferido usar otros ejecutivos y empresarios.

Se desconoce si no lo ha hecho porque no lo pidió, que es el rumor que corre por los medios, o porque la fiscalía no consideró esa opción.

Diario UNO intentó en varias oportunidades comunicarse con su abogado, el penalista Marcelo Gustavo Nardi, para escuchar la versión de Valenti pero por ahora el letrado ha preferido el silencio. Ni siquiera habló para decir que es inocente.

Valenti está imputado por asociación ilícita y acusado de haber entregado coimas o retornos por U$S2,8 millones, tal cual está reflejado en los cuadernos de Oscar Centeno.

Es una incógnita la situación del empresario mendocino Enrique Pescarmona. Los principales medios porteños aseguran que está en el exterior y que cuando retorne a la Argentina se pondría a disposición de Bonadio.