Mendoza Sábado, 25 de agosto de 2018

Oficialistas de Santa Rosa echan a un edil condenado

Es Marcial Ibarra, última figura del PJ opositora a la gestión de Trigo. Aunque culpable, su caso está en la Corte local.

A pesar de que la Justicia ya aceptó que la Suprema Corte revise la sentencia y se ha presentado un recurso de amparo, el Concejo Deliberante de Santa Rosa, solo con los votos del oficialismo, logró remover de su banca al edil Marcial Gustavo Ibarra, el último peronista que había ocupado puestos ejecutivos en la gestión Salgado y que todavía conservaba un espacio en la vida política del departamento, siendo hasta ahora el opositor más aguerrido a la gestión Cambiemos de Norma Trigo.

"La sentencia no está firme y el Concejo se apuró, pero ya tenían un dictamen armado antes de la sesión. Ya tenían el hacha levantada para cortarme la cabeza", dijo ayer Marcial Ibarra, que ahora será remplazado por el presidente del PJ en Santa Rosa, Diego Maures, y que representa a un sector del peronismo que tiene mejor relación con Trigo.

A mediados de junio una de las cámaras del crimen de San Martín condenó al ex intendente Sergio Salgado a cinco años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos por una serie de delitos que afectaron a la administración pública y a bienes del Estado. Uno de los cargos fue un manejo fraudulento de la recaudación de la playa de estacionamiento de la feria La Salada. Varios ex funcionarios de Salgado fueron juzgados en esa misma causa, entre ellos Ibarra, que dirigía proyectos de desarrollo social.

Sin embargo ni en la acusación y tampoco en la sentencia se pudo vincular claramente a Ibarra en el caso La Salada, ya que este no tenía vinculación con el manejo de la playa ni la recaudación y solo se dedicaba a tratar de organizar a los vecinos para que pudieran tener puestos en la feria o trabajar allí en cooperativas. Pese a esto fue condenado a 3 años de prisión en suspenso e inhabilitación de por vida.

El representante legal de Ibarra recurrió la sentencia y la Justicia entendió que hay elementos que justifican que el fallo sea revisado por la Corte.

"Salgado también fue a Casación, por eso su sentencia no está firme y espera en libertad la resolución de la Corte. En mi caso, la sentencia tampoco está firme por lo tanto no estoy inhabilitado para seguir siendo concejal", dijo ayer Ibarra.