Mendoza Viernes, 10 de agosto de 2018

Misoprostol: buscan evitar la internación de las mujeres

Ana María Andía, la autora del proyecto que busca regular que el medicamento se venda en farmacias, aseguró que se busca combatir el mercado negro. Los detalles

Días después de que el Senado Nacional rechazara el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo, la diputada mendocina por la UCR, Ana María Andía, presentó un proyecto de ley para derogar la ley 8116, que prohíbe la venta de Misoprostol en Mendoza.

La legisladora explicó que se busca anular una ley que data de 2009 y que queda obsoleta ante las situaciones que se viven hoy por hoy. Señaló que la normativa vigente limita el uso del fármaco al ámbito institucional, generando el incremento de la venta ilegal. En Argentina, sólo quedan Mendoza y San Juan con este marco legal.

Andía es bioquímica especialista en Salud Pública y estuvo al frente del Programa de Salud Reproductiva durante 10 años, por lo que expresó que conoce en profundidad la problemática.

"El proyecto pretende combatir el mercado negro, clandestino, muchas veces por internet, que se da de la droga del Misoprostol. Hay que destacar que de aprobarse, no es que libera la utilización del fármaco, sino que regula su uso dentro de lo que establece la ley", señaló.

Actualmente, contamos con una ley de 1921 que permite el aborto en caso de violación o de peligro de vida de la mujer. La radical informó que el Misoprostol tiene varias funciones: como protector gástrico, para limpiar las hemorragias postparto y para inducir al aborto.

Explicó que hoy, está prohibida la venta del medicamento por lo que no se puede consumir para cuestiones gástricas. Y cuando es por las causales establecidas, la mujer puede acceder al fármaco como a un "ibuprofeno recetado", pero bajo internación en una institución médica sea pública o privada.

"El punto es que la OMS establece en su último informe que la droga sea de uso ambulatorio, por lo que el proyecto de derogación de la ley 8116, solo cambiaria que no sea obligación la internación de la mujer. Sin embargo, las causales de aborto y los procedimientos seguirán igual", informó.

Señaló que con la iniciativa quiere que se le pueda dar la receta a la mujer o brindarle la droga en un centro de salud y que ella haga el consumo en la privacidad e intimidad de su casa.

Ante la consulta de posibles negativas de gente que considere que es un proyecto que fomenta el aborto, resaltó nuevamente que no buscan salir de lo que establece la ley de 1921, pero si brindar las mejores condiciones y no exponer a las víctimas, en momentos dolorosos y complejos, como lo es la interrupción de un embarazo. Además, de garantizarle que la droga es la que dice ser y cumple con los requisitos de calidad.

"No queremos nada por fuera de la legalidad y la reglamentación actual es la que fomenta ilegalidad. Si no hay farmacia o farmacéutico de por medio, nadie puede garantizar que esa droga este en buen estado, no este alterada o cumpla con la calidad", puntualizó.

Por su parte, el subsecretario de Salud, Oscar Sagás, informó que en los últimos 2 años se han realizado 11 abortos no punibles.

Apoyo oficial

La diputada habló hace 15 días con la ministra de Salud, Elisabeth Crescitelli, quien le manifestó que su iniciativa es importante y que la acompañara en la lucha por que sea ley.

"Estoy más que convencida de que debe ser derogada la ley que prohíbe el uso del Misoprostol en la atención privada, y confío en que el poder legislativo así lo haga", aseguró ayer la titular de la cartera.

Además, Andía cuenta con el apoyo de su bloque partidario, ya que lleva la firma del Presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Pares, y el Presidente del bloque radical, Cesar Biffi.

"He hablado con representantes de todos los bloques, y 8 de los 11 que hay firmaron como coautores. Los que hasta el momento no me confirmaron son del frente del PRO, el Partido Demócrata y Guillermo Pereyra", detalló.

Señaló que si bien no habló con todos los diputados que hay en el recinto, con los que dialogó sobre la iniciativa, tuvo buena recepción.

Procedimiento actual

La legisladora recordó que con la legislación actual, las mujeres deben presentarse en cualquier consultorio médico sea público o privado. Exponer la causal bajo declaración jurada (como lo establece el fallo FAL). Si el médico considera que corre riesgo su salud o su vida; o la mujer declara que hubo abuso, se receta el Misoprostol:

* Si es un Centro de Salud Público, se entrega la receta en la farmacia del lugar y se le otorga en forma gratuita.

* Si es un establecimiento de salud privado, se lleva la receta a la farmacia.

* Si es por intermedio de una obra social, la misma establecerá el procedimiento para darle el fármaco.

Dejanos tu comentario