Mendoza Jueves, 15 de noviembre de 2018

Marcela Moyano: "Pasó un año y no sé dónde está Hernán"

La esposa de Hernán Rodríguez expresó sus sensaciones en Bonita Mañana al cumplirse un año de la desaparición del submarino San Juan en el que iba el marino oriundo de Real del Padre.

Se cumplió un año de la desaparición del ARA San Juan y Marcela Moyano no sabe qué le pasó a su esposo Hernán Rodríguez, el marino de Real del Padre que era encargado de máquinas en el navío sumergible.

"Vivo una mezcla de emociones, siento abandono, dolor, tristeza, incertidumbre y mucha impotencia porque hoy hace un año de la última comunicación con el submarino y no sé dónde está, no sé qué les pasó", expresó a Bonita Mañana en comunicación desde Mar del Plata, donde se encuentra la base Belgrano.

Consideró que "hay información oculta, yo no puedo entender por qué no lo puede encontrar esta empresa (por Ocean Infinity), que tiene mucha tecnología y que buscó durante 60 días operativos en las tres áreas de mayor probabilidad que les señaló la Armada".

Dijo que en cambio "se hallaron otras cosas como sogas de pescadores, redes y buques hundidos", lo que le genera desconfianza sobre los datos que la fuerza naval ha proporcionado a esa empresa.

Es que Moyano cree que desde el primer día "hubo mentiras" que se fueron haciendo una bola de nieve, sumado "al mal actuar del Gobierno, del ministro (Oscar) Aguad y del presidente (Mauricio Macri)".

Submarino en malas condiciones

Marcela manifestó al programa matutino de Canal 6 que el ARA San Juan no debió haber zarpado porque "las condiciones del submarino como de las otras embarcaciones de la Armada son totalmente precarias, hoy nos pudimos dar cuenta de eso porque antes, en mi caso personal, cuando estuve muchas veces en la base no pude percibir eso".

Recordó que "Hernán estando como encargado de máquinas en la parte de motores no podía encontrar repuestos, entonces ¿por qué los hicieron salir al mar en esas condiciones cuando ni siquiera tenían en qué ir a buscarlos?", se preguntó.

Después de un año, la mujer cree que "es muy difícil, pero no imposible conocer toda la verdad", pero está segura que las familias de los 44 no pararán de luchar para conseguirla.

Por último pidió a la jueza que investiga el hecho "que todas las personas que firmaron la autorización para salir en esas condiciones terminen presos y paguen como tienen que pagar".

Más noticias