Mendoza |

Los celadores amenazaron con no empezar las clases

El Sindicato Unido de Celadores de la Educación No Docentes (SUCEND) llevó a cabo una asamblea paraanalizar la propuesta del Gobierno de aumentarles el sueldo en 150 pesos -monto que se llegó en la

paritaria docente del 16 de febrero último, en el que el SUTE encabezó los reclamos de este gremio-

y decidió rechazarlo de plano: piden el doble de esa suma y también que el examen psicofísico no

sea un obstáculo para pasar a planta a celadores que están desde 30 de junio de 2006 al 2009.

"Si no hay una propuesta mejor no empiezan las clases", dijo Miguel Roberto Sosa, secretario

general de SUCEND a diariouno.com.ar. "Si (el Gobierno) nos quiere descontar, que nos descuente.

Sería injusto cerrar (la negociación salarial) con la miseria que nos dio el Gobierno".

Sosa reconoció que el SUTE "negoció por nosotros" y que el esfuerzo hecho por ese gremio "fue

insuficiente". "Siempre nos da las migajas", opinó.

En la última paritaria docente,

el

SUTE logró un 22,8% de aumento salarial para los docentes y un 12% para los celadores, que se

tradujo en un aumento de $150 "remunerativo no bonificable, que sólo impacta en el aguinaldo".

Ahora piden $300.

El dirigente gremial afirmó que hoy un celador que recién se inicia gana de bolsillo $970

(sin carga familiar) y el sueldo para el celador con 30 años de servicio y categoría cuatro es de

$1.300 (básico: $545), por lo considera que "somos indigentes".

Sosa reclamó "hablar a la brevedad" con el ministro de Gobierno, Mario Adaro, quien fue el

negociador del Gobierno con el SUTE en la última paritaria. Es que sostiene que es necesario

aclarar puntos como el pase a planta de los celadores que ingresaron de 2006 a 2009, ya que

sostiene que "no se va a titularizar al trabajador enfermo", por lo que apunta a que el examen

psicofísico no sea un obstáculo para los que están en esa situación. Y también que se aceleren los

tiempos para determinar el aumento para los que se benefician con las zonas, "porque se acordó un

diagnóstico de 180 días", lo que significará al menos medio año sin solución para este ítem.

El celador es quien realiza, entre otras tareas, la limpieza y el mantenimiento de los

establecimientos escolares.