Mendoza Miércoles, 17 de octubre de 2018

Llegó Joel, el andinista que se salvó de milagro tras caer 30 metros

El guía de montaña arribó a nuestra provincia procedente de Esquel. Allí se encontraba mientras se accidentó. Está en coma inducido

Arribó a nuestra provincia el andinista que se accidentó en Chubut, mientras escalaba el cerro Piedra Parada y cayó desde unos 30 metros. A las 16.55, Matías Joel Fabrizio (28), llegó en un avión sanitario procedente del Sur, junto con su madre, Nancy Morales, al aeropuerto El Plumerillo.

La aeronave aterrizó en un costado de la pista del aeropuerto provincial. Allí lo esperaba una ambulancia del Servicio Coordinado de Emergencias del Ministerio de Salud de la Provincia.

Luego de 20 minutos de preparativos, el cuerpo médico del SEC, sacó a Joel del avión y lo subió a la ambulancia, que lo trasladó hasta el Hospital Central, donde permanecerá internado. Está en coma inducido.

El guía de montaña, que trabaja en el parque Aconcagua, había emprendido un viaje hace 6 días al Sur del país, para escalar junto a sus compañeros de actividad el cerro Piedra Parada, de Esquel. En eso estaba cuando cayó al vacío desde 30 metros y sobrevivió de milagro.

Producto de esta tremenda caída, Joel sufrió múltiples quebraduras en la zona de la pelvis y de la primera vértebra lumbar y el sacro. Además de otras lesiones menores pero no por ello menos importantes.

Según los primeros partes médicos, tendrían que intervenirlo quirúrgicamente para alienarle la pelvis con la columna.

Luego del accidente, el andinista oriundo de Las Heras, fue inducido en coma farmacológico en un hospital de la zona de Esquel.

Enterada del accidente, Nancy, su mamá, viajó hasta el Sur. Allí le comunicaron que debía someterse a estudios de alta complejidad que en aquellos nosocomios no contaban.

A partir de ese momento, Nancy, junto a la ayuda de sus amigos, comenzaron una campaña solidaria para poder trasladar a Joel hacia su tierra natal.

"Dijo el doctor Hidalgo que por ahora no van a operar a Joel, que no hay que hacerle nada. Necesita operación pero todavía no, y eso es bueno", sostuvo Nancy, tras recibir el primer parte médico en el Hospital Central en horas de la tarde.

Luego su mamá continuó explicando en qué condiciones fue trasladado su hijo. "Él viajó dormido porque allá lo tenían en un coma inducido y así viajó hasta acá. A pesar de que allá habían excelentes médicos y personas decían que Joel necesitaba alta complejidad, que no la tenían, por eso era mi desesperación de conseguir una avión y venirme a Mendoza. Por suerte todo salió bien y ya estamos acá", expresó Nancy.

"No pude hablar con él porque estaba muy sedado pero cuando me sintió hablar el primer día que llegué, el doctor me hizo entrar para que lo viera y le hablé, abrió los ojos y se le corrieron las lágrimas", relató la mamá de Joel. Lo que viene ahora para su hijo es la operación y luego una larga recuperación.

Más noticias