Mendoza Jueves, 8 de agosto de 2013

Le piden al Papa por el cura investigado en San Rafael que tiene pedido de captura y da misas en Italia

Franco Reverberi tiene pedido de captura pero da misa en Italia. Habría presenciado torturas colectivas en 1976.

Por Javier Martín

jmartin@diariouno.net.ar

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), filial San Rafael, le dirigió una carta al papa Francisco para que interceda con el fin de lograr que el cura Franco Reverberi, imputado por la Justicia federal local, en el marco de la investigación por crímenes de lesa humanidad durante el período de la dictadura, se allane a este proceso judicial para que se demuestre su inocencia o su culpabilidad.

La nota a Francisco fue dirigida por intermedio del nuncio apostólico en Argentina, monseñor Emil Paul Tscherrig. Reverberi se halla ejerciendo funciones sacerdotales en Italia, aunque pesa sobre él un pedido de captura internacional. En la nota se le explica el caso y se señala que “en Autos Nº 17518 Caratulados Fiscal c/ Reverberi Boschi, Franco que instruye el Juzgado Federal de San Rafael, Reverberi ha sido procesado en virtud de haber sido identificado por varias personas como presente en la comitiva militar y policial que el 9 de julio de 1976 efectuó apremios y vejaciones colectivas contra un grupo de detenidos en el centro clandestino de detención denominado “La Departamental”, en la ciudad de San Rafael, provincia de Mendoza”.

El Juzgado ordenó su arresto el 8 de marzo de 2012, e Interpol libró orden de captura internacional contra él. Según el diario italiano Corriere della Sera, Reverberi está en la iglesia de Sorbolo, provincia de Parma, Italia, donde se encuentra desde el 2011. “Nuestro pedido concreto al papa Francisco es que, en virtud de su autoridad canónica y espiritual, interceda, instruya, ordene, o cuanta acción considere útil, para que Reverberi se allane al proceso judicial que se sustancia en Argentina en el que se podrá demostrar su responsabilidad criminal o confirmar la presunción de inocencia en el marco del goce pleno de las garantías constitucionales y el estado de derecho democrático”, dice la nota, que concluye con la “esperanza de que nuestra petición sea atendida por inspirarse en la necesidad de que prevalezca el conocimiento de la verdad de los hechos”.

Más noticias