Mendoza Miércoles, 25 de julio de 2018

Las viviendas del IPV ahora se pagarán con índices UVA

La medida busca actualizar los montos de las cuotas para las casas entregadas desde el 1 de enero de 2018 en adelante. Con este cambio, la recuperación del crédito estatal le permitirá al Gobierno continuar financiando más proyectos

Con el objetivo de disminuir el déficit habitacional local, que ronda las 65.000 casas, desde el IPV idearon una nueva política crediticia. Todas las casas entregadas desde el 1 de enero de 2018 se pagarán con índices UVA (Unidad de Valor Adquisitivo). De este modo, el Estado se asegurará que las cuotas de los beneficiarios de viviendas sociales se actualicen y el dinero que se recupere sea usado para continuar ofreciendo más proyectos.

El costo de la construcción aumentó 2,5% en junio y acumula en el primer semestre un alza del 16,5%, tal como informó el INDEC. El indicador sobre precios de los materiales acumula un incremento del 29,3% en los últimos 12 meses. Estas cifras ejemplifican las dificultades que representa para una familia alcanzar el sueño de la casa propia, si se consideran en paralelo los números de las negociaciones paritarias obtenidas este año.

Por eso, el acceso al crédito es para la gran mayoría de los mendocinos la única posibilidad de avanzar en la construcción de su vivienda. Los bancos actualmente ofrecen préstamos con índices UVA más una tasa de interés que ronda entre el 3,5% y el 6,5%, dependiendo de la entidad y de cada caso. Mientras tanto el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) brinda tres líneas de crédito con mayores facilidades y ventajas.

Damián Salamone, titular del IPV, explicó que antes las cuotas de las viviendas entregadas por el Estado no estaban atadas a ningún instrumento que les permitiera adecuar los valores. Con este nuevo planteo cambia el esquema y los valores se irán actualizando. "El IPV tiene 65.000 créditos activos, de los cuales más del 50%, es decir unos 35.000, son de cuotas menores a los $100, que no tienen ningún coeficiente de actualización. Esto obviamente termina siendo muy dañino para una estructura que trata de recaudar porque el esfuerzo no logra nunca volcarse a más financiamiento", dijo Salamone.

El funcionario expresó que el Gobierno encontró en los UVA la posibilidad de actualizar cuotas como todos los préstamos. "Entendíamos que como eran viviendas sociales la actualización es de la UVA pura sin tasa de interés. Las UVA son reguladas por el Banco Central, cotizan todos los días y en la ecuación que contempla su fórmula influye la inflación, pero también el valor adquisitivo y las pautas salariales. Es una fórmula que combina todo", describió el titular del IPV.

Asimismo, afirmó que los valores de las cuotas no podrán afectar más del 20% de los ingresos familiares. "Antes en un barrio se hacía un promedio y se sacaba una cuota por familia, sin importar cuáles eran sus ingresos y sin importar si una familia ganaba tres salarios y otra sólo uno. Decidimos que cada familia debía amoldarse a su situación socioeconómica al momento de la devolución del crédito. No se pueden tener cuotas tan bajas ni tan altas. Tuvimos que establecer un equilibrio", precisó Salamone.

Así, cada familia no va a pagar más del 20% de sus ingresos a la hora de devolver su crédito y si percibe mayores ingresos pagará menos años una cuota más alta, por lo contrario tendrá una cuota más baja pero en mayor cantidad de años si sus ingresos son inferiores.

La novedad fue dada a conocer ayer por el mismo gobernador Alfredo Cornejo durante la entrega de 26 casas del barrio 12 de Octubre III, en Santa Rosa. El mandatario dio detalles del cambio junto con el secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr; el ministro de Economía, Infraestructura y Energía Martín Kerchner, el titular del IPV Damián Salamone y la intendenta de Santa Rosa, Norma Trigo.

Dejanos tu comentario