Mendoza Martes, 20 de marzo de 2018

Las organizaciones sociales también tendrán su espacio en la cumbre del BID

Unas 25 entidades, entre las cuales se incluyen además a algunos pequeños productores, participarán con distintos trabajos. Tienen todo listo para el inicio del encuentro

Las luces no se posarán sobre ellos. No serán las estrellas del evento internacional más importante que se hará en Mendoza este año -la cumbre del BID-, pero estarán detrás de cada detalle que los protagonistas necesiten. Se trata de unas 25 organizaciones sociales de distintos ámbitos que trabajarán (y ya lo vienen haciendo) en la Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que dará inicio el jueves en la provincia.La propuesta surgió de la Dirección de Innovación y Desarrollo Sustentable Mendoza, con el objetivo de que estas entidades locales se integren al evento y, junto con las empresas que participen, se generen cadenas de valor inclusivas.Un ejemplo de estas asociaciones es La Rañatela, una empresa social que hace casi una década trabaja con el objetivo de incluir a personas con síndrome de Down en el mundo laboral. El sábado pasado, a las 20, estuvieron en el programa Cuestión Social, de El Siete. "Al día de hoy tenemos a 70 personas con discapacidad incluidas y trabajando, con ocho supervisores que los acompañamos, y una red de 120 costureras que cosen en sus casas", comentó Lorena Coria, directora ejecutiva.Para esta ocasión, La Rañatela fue contratada por el Gobierno para aportar sus ecobolsas y posavasos, pero también fueron contratados por el ganador de la licitación del catering, que les solicitó cajas, bandejas, delantales, un telón y el empaquetamiento en bolsitas de mix de cereales."Está bueno que los empresarios mendocinos confíen en empresas sociales y nos den trabajo. Todos hacen regalos empresariales y podrían confiar en las cosas que hacemos acá en lugar de meterse a internet y comprar en China", agregó Coria.Otros participantes serán los recuperadores urbanos de Guaymallén, que tendrán a su cargo la recolección, separación y recuperación de los residuos que se generen en los sitios donde se desarrollará el evento.Serán seis trabajadores distribuidos en distintos puntos, donde además de hacer la recolección darán a conocer las bases del programa en el que participan.Por otra parte, en la cocina, sector donde no pueden existir fallas dada la importancia del evento, estará María Antonia González, la dueña de La Casita de Matilde, un negocio instalado desde hace ya 6 años en el barrio La Gloria y que trabaja con personas en situación de vulnerabilidad."Llegamos por intermedio de Desarrollo Social y el señor que hará el catering del evento vino a probar las comidas. Haremos platos típicos como humita, tomaticán y carne a la olla", explicó González.Además, agregó que habrá chicos de varios barrios trabajando como ayudantes de cocina y mozos."Las expectativas son espectaculares porque es un gran desafío para todos. Los empresarios apuestan por generar nuevos objetivos y se da un proceso lindo para darle continuidad al trabajo que venimos haciendo con estos sectores. La innovación debe tener un impacto social y ambiental a través de sus procesos", explicó Guillermo Navarro, director de Innovación y Desarrollo Sustentable.