Diario Uno > Mendoza

Las naftas de mayor octanaje superaron la barrera de los $4

El litro de Fangio XXI, la mejor nafta de YPF, superó los $4 en Mendoza. El incremento se diodurante el fin de semana y ya se refleja en los carteles de las estaciones de servicio. También

aumentó la fórmula D-Euro, el combustible diésel de mayor calidad de la petrolera de bandera

española (ver aparte).

A principios de año la suba fue sólo para la nafta súper de YPF. De $3,599 que costaba trepó

a $3,667. Pero en el caso de la Fangio XXI la modificación en el precio fue mayor. Aumentó $0,17:

el litro valía $3,929 y ahora está a $4,099.

No se trata de una variación poco significativa. El porcentaje de incremento es del 4,3%.

Además, la Fangio XXI es la nafta que muchas automotrices obligan a usar para mantener la garantía

de sus unidades cero kilómetro en Argentina.

Las justificaciones del nuevo aumento son variadas, imprecisas y repetidas: "Decisión de la

petrolera", "los precios se cargan solos en las máquinas expendedoras", "llega el mail con el

incremento sin mucho detalle", según explicaron algunos estacioneros y empleados consultados por

UNO.

Desde YPF reconocieron el aumento y explicaron que se dio en todo el país para los dos

combustibles (Fangio y D-Euro).

"El incremento es parte de un reacomodamiento de precios para no quedar desfasados con

respecto a las firmas competidoras" fue la información oficial de la petrolera.

También se indicó a principios de año que algunas modificaciones en los precios están

directamente relacionadas con el cumplimiento de la ley 26.016.

Esta ley obliga a cortar todos los combustibles con 5% de biocombustibles para reducir la

contaminación ambiental. Pero nada se informó desde la compañía.

"Pero estos últimos aumentos nada tienen que ver con las exigencias de la ley nacional",

aseguraron desde la empresa.

YPF, a pesar de estos aumentos, sigue siendo la marca más barata del mercado en todos los

combustibles. Además hay que tener en cuenta que posee la mayoría de las estaciones de servicio de

la provincia.

A diferencia de otras situaciones similares que se han dado con anterioridad, los usuarios se

dan cuenta de la variación en los precios. "Antes no se fijaban en los precios, cargaban $20, $50 o

bien llenaban el tanque con el combustible que fuera y pagaban sin chistar. Ahora cuando se les

cobra o ven cuántos litros cargaron muchos te preguntan '¿aumentó otra vez?'", graficó el encargado

de una estación céntrica.