Mendoza Miércoles, 15 de agosto de 2018

La industria del vino pedía un aumento, pero llegó la reducción

La baja del reintegro a las exportaciones afectará al sector vitivinícola, que estaba reclamando un porcentaje mayor al que recibía. Esperan saber qué cifra finalmente le tocará.

La probable eliminación del Fondo Federal Solidario (FFS) y la baja del reintegro a las exportaciones, anuncios que iba a realizar el Gobierno nacional en el Boletín Oficial este miércoles y finalmente no lo hizo, generan cierta preocupación y expectativa en la industria vitivinícola.

"Estamos esperando el decreto, porque el anuncio es que se van a reducir los reintegros a las exportaciones en el 66%. Pero dicen que la consideración va a ser por producto, entonces queremos ver cuál va a ser el impacto efectivo", sostuvo Sergio Villanueva, gerente de la Unión Vitivinícola Argentina.

Eduardo Córdoba y Sergio Villanueva.
Eduardo Córdoba y Sergio Villanueva.

Si bien la quita del FFS no afecta de manera directa a esta industria, al resentirse la economía en algún modo repercute en ella. "La eliminación de este fondo no nos afecta, aunque no es una buena noticia, obviamente, porque que reduzcan los reintegros de exportaciones es una complejidad", agregó.

"El reintegro de exportaciones son los impuestos que se pagan desde el proceso de elaboración del vino hasta ponerlo fuera del país. Eso lo tienen que devolver porque no se pueden exportar impuestos. En realidad el reintegro debería ser una consideración técnica y no tendría que tener consideraciones económicas", explicó Villanueva sobre el funcionamiento de estos reintegros por exportación.

El panorama para el sector es preocupante, porque mientras pedían un aumento de reintegros llegó esta noticia de reducción. "La vitivinicultura pedía aumento de reintegros porque las cuentas nos dan más altas de lo que nos devuelven. En lugar de hablar de 5% y 6%, que es la medida actual de reintegro, a nosotros nos da más y es lo que estábamos pidiendo. Pero esta es una medida contraria, porque nos achica esa devolución", agregó Villanueva.

Esta medida llega en un momento donde las exportaciones habían remontado, según explicaron desde la Unión Vitivinícola Argentina. "El mes pasado las exportaciones habían empezado a remontar, las de graneles 150% y las de fraccionado 18%", dijo el gerente de esta entidad.

"Nos habíamos quedado tranquilos porque el ministro de la producción, Dante Sica, había informado a la Unión Industrial Argentina que los reintegros no se iban a toca, pero aparentemente esto ha sido sorpresivo", sostuvo Sergio Villanueva ante esta medida del Gobierno nacional.

En cuanto al importe de recorte que tendrá la industria del vino, hasta ayer no estaba especificado, aunque en general se trata de 66%. "Dentro de ese valor se va a dar una lista de productos, y a algunos se le reducirá más y a otros menos, pero no sabemos cuánto nos tocará. Hay que esperar hasta que salta el decreto. Igual es una cifra fuerte", especificó Villanueva, quien brindó un panorama de lo que sucede actualmente: "En el negocio de menor margen, como son el mosto o el vino a granel, el 5 o 6% es más o menos la rentabilidad que tiene el exportador. Por eso consideramos que no es una buena noticia".