Mendoza Domingo, 27 de mayo de 2018

La historia de Beruti, el de la escarapela, que murió de pena en Mendoza

Pocos saben o recuerdan que uno de los líderes de los "chisperos" del 25 falleció aquí, triste, luego de la derrota de los unitarios en la batalla de Rodeo del Medio en 1841

David Arco se puso la escarapela en el pecho. Es carnicero de mañana y docente por la tarde, desde hace ya unos cuantos años. Su carnicería está dentro de un almacén bien completo, que tienen con su hermano Hugo y es uno de los más importantes del mítico barrio San Pedro, en San Martín.La escarapela apareció en su pecho a mediados de semana y fue un alerta, un recordatorio, un indicador de que esta no era una semana más en el año.

Como David hubo muchos, miles, que hicieron lo mismo a pesar de que por épocas la tradición de prenderse la escarapela parece diluirse.

Cerca de donde está David con la escarapela prendida al delantal estuvo uno de los dos primeros que repartieron esas cintas. Fue hace mucho, en 1841.

Porque, por más que no todos los mendocinos lo saben y muchos casi lo han olvidado, Antonio Luis Beruti murió en Mendoza. Y murió triste, un par de meses después de que las tropas unitarias que integraba sufrieran un brutal revés en Rodeo del Medio.

Domingo María Cristóbal French y Urreaga y Antonio Luis Beruti (él mismo y sus descendientes lo escriben con una sola t) fueron mucho más que dos simpáticos hombres que repartían escarapelas en la plaza del 25.

French y Beruti hubieran sido en el presente catalogados como "punteros" y líderes de un grupo de choque. Encabezaban a los chisperos, llamados así porque se encargaban de "encender las pasiones" de los colonos, muchos de los cuales veían todavía con incredulidad las ansias independentistas en 1810.

Y las cintas que repartieron, que posiblemente hayan sido simplemente blancas, servían para distinguir a los leales que adherían al "movimiento".

Antonio Luis Beruti nació en Buenos Aires en el año 1772. Era hijo del escribano Pablo Manuel Beruti y María del Carmen González de Alderete. Tuvo cuatro hermanos y tres hermanas. Estudió en el colegio de San Carlos y después en el de Nobles, de Madrid.

Tras concluir sus estudios, regresó al Virreinato del Río de la Plata e intervino en la organización del movimiento emancipador. Fue un miembro activo del grupo carlotista, que pretendía conseguir la independencia a través de la coronación de la hermana del rey cautivo, Fernando VII.

David Arco
David Arco

En el Cabildo Abierto del 22 de mayo votó por la destitución del virrey Cisneros. La presión provocada por los chisperos resultó fundamental en esto. Cuando se formó una junta integrada por algunos criollos pero presidida por Cisneros, Beruti se opuso terminantemente, y ante el rechazo generalizado, la junta se disolvió. Beruti añadió: "Una Junta presidida por Cisneros es lo mismo que Cisneros virrey".

El día 25, los chisperos y grupos de vecinos se congregaron en la plaza frente al Cabildo para exigir el derrocamiento definitivo del virrey y la formación de una nueva junta. Como las sesiones demoraban demasiado, Beruti irrumpió en la sala y dijo: "Señores del Cabildo: esto ya pasa de juguete. No estamos en circunstancias de que ustedes se burlen de nosotros con sandeces. Si hasta ahora hemos procedido con prudencia, ha sido para evitar desastres y efusión de sangre. El pueblo, en cuyo nombre hablamos, está armado en los cuarteles y una gran parte del vecindario espera en otras partes la voz para venir aquí. ¿Quieren ustedes verlo? Toquen la campana y si no, nosotros tocaremos generala y verán ustedes la cara de ese pueblo, cuya presencia echan de menos. ¡Sí o no! Pronto, señores, decirlo ahora mismo, porque no estamos dispuestos a sufrir demoras y engaños. Pero si volvemos con las armas en la mano, no responderemos de nada".

Tras manipular la lista de invitados al Cabildo y de expulsar a aquellos con posturas realistas, las ideas patriotas triunfaron, y el 25 de mayo de 1810 se constituyó la Primera Junta.

Un mes después Beruti fue nombrado teniente coronel del Regimiento América. Posteriormente, se unió a los partidarios de Mariano Moreno, quienes tenían una postura más radicalizada, opuesta a las ideas moderadas de Cornelio Saavedra, presidente de la Junta. Junto con otros morenistas, ingresó a las reuniones del Café de Marcos, donde se hacía cada vez más fuerte la oposición al núcleo saavedrista del gobierno. Después de la pueblada del 5 y 6 de abril, el morenismo fue desplazado. Junto con otros morenistas, Beruti fue expulsado de Buenos Aires y exiliado. Tras el regreso de hombres e ideas morenistas, volvió del exilio en 1812. Fue nombrado teniente y gobernador interino de Santa Fe y luego de Tucumán, entre 1812 y 1814.Con San MartínEl 24 de enero de 1817, Pueyrredón lo designó segundo jefe del estado mayor del Ejército de los Andes y así participó en la campaña de Chile, al mando de José de San Martín. Luchó en la batalla de Chacabuco, y por su valiente participación fue condecorado con la medalla de oro. El 13 de marzo de 1817, Bernardo O'Higgins, por orden de San Martín, le ordenó que pasase a Mendoza. En esta ciudad se casó con la mendocina Mercedes Tadea Ortiz, una de las damas que acompañaron a doña Remedios de Escalada en la donación de sus joyas para la campaña libertadora. Se trasladó luego a Buenos Aires, donde permaneció hasta el año 1820, en que volvió a Mendoza.

Del matrimonio de Beruti y Mercedes Ortiz nació un varón, que fue bautizado con los mismos nombres del prócer.Beruti unitarioYa fuera del Ejército de los Andes, Beruti participó del Partido Unitario.

El 24 de setiembre de 1841 integró la tropa que combatió bajo las órdenes del general Gregorio Aráoz de Lamadrid en la batalla de Rodeo del Medio.

La derrota fue estrepitosa e implicó 10 años de dominio federal y la pacificación relativa del país.Beruti cayó prisionero en esa batalla, pero el general vencedor Ángel Pacheco, en atención a sus servicios prestados en la guerra de la independencia, decidió liberarlo.

Algunos dicen que estaba herido y otros que su salud ya estaba afectada antes de la batalla. Todos coinciden en que la derrota influyó hondamente en su espíritu y falleció, a consecuencia de la tristeza que le produjo, el 19 de noviembre de 1841.

Sus restos fueron sepultados en el templo mendocino de San Francisco.

Beruti no sabía que a pesar de esa derrota, las ideas unitarias iban a predominar en los sectores dominantes del país y de Mendoza. Tanto es así que en la zona donde se produjo la batalla hoy hay una calle Lamadrid en memoria del ejército derrotado, pero no hay ninguna que lleve el nombre del vencedor federal Pacheco.

Lo que sí es un hecho es que David, el carnicero del San Pedro, el docente, llevó colocada en su pecho la escarapela. Y es suficiente.

Más noticias