Mendoza Viernes, 12 de octubre de 2018

Johana Chacón: una remera con ADN de Luque lo complica en la causa

Se desarrolló una nueva audiencia en el juicio por el asesinato de la chica de 12 años desaparecida en Lavalle.

Este viernes se realizó en Tribunales provinciales una nueva jornada del juicio por la muerte de Johana Chacón, la joven lavallina de 12 años, que desapareció en 2012 al regresar de la escuela y cuyo cuerpo nunca fue encontrado.

Una de las pruebas más contundentes que se presentó en esta audiencia fue el resultado de un análisis de ADN sobre una remera de la niña que fue encontrada en un ropero. En la prenda se hallaron rastros de semen y los forenses determinaron que correspondían a Mariano Luque, único imputado en la causa.

Según la abogada querellante, Viviana Beigel "se están reconstruyendo los hechos y todo lleva hacía Luque".

Otro de los testimonios que se presentó fue el del sub comisario que llevó adelante la investigación del paradero de Chacón bajo la hipótesis de haber sido captada por una red de trata. El uniformado aseguró que las pesquisas rápidamente descartaron esta opción y los peritajes se fueron orientando hacia un homicidio "dentro del entorno familiar".

Las palabras del subcomisario fueron de gran importancia ya que el acusado era cuñado de Johana Chacón y se presume que el móvil del asesinato fue encubrir abusos sexuales.

En tanto, también se dieron a conocer escuchas telefónicas que fueron captadas en las primeras horas de la investigación por el paradero de la joven. En ellas se pudo oír a Luque hablar sobre la incineración de cuerpos humanos.

El miércoles 17 se realizará la próxima audiencia donde se presentarán nuevas testimoniales y comparecerán los peritos que participaron de las excavaciones realizada en la finca donde presuntamente fueron arrojados los restos del cuerpo.