Mendoza Martes, 2 de enero de 2018

Hubo 19% más de heridos por pirotecnia que en 2017

Fueron 16, dos más que para Navidad. Se trató de casos leves y sin necesidad de internación. En 2016 habían sido 13

A pesar de que la Navidad cerró con un saldo de heridos por pirotecnia positivo, considerando que hubo 27% menos que el año anterior (de 19 pasaron a 14), para Año Nuevo se registraron tres casos más en comparación al último día de 2016. Ahora fueron 16 en total -el 19% más-, con lesiones leves y sin necesidad de internación.La necesidad de conocer qué impacto tuvo la pirotecnia en estas fiestas fue particular para este cierre de año en Mendoza, considerando que siete comunas (Tunuyán, Tupungato, Luján, Capital, Godoy Cruz, Maipú y Malargüe) avanzaron en la idea de pirotecnia cero, a lo que aspira la provincia en general para este año.De los indicadores aportados por el Ministerio de Salud se señaló que desde las 8 del domingo 31 a las 9 del 1 de enero hubo 16 pacientes heridos en toda la provincia, de los cuales cuatro llegaron al hospital Notti. Nadie debió ser internado."Ha sido un año muy tranquilo. La gente está tomando conciencia. Ninguno ha quedado internado ni herido de gravedad. Lo que más se destacaron por consultas han sido por accidentes domésticos, pocos por intoxicaciones agudas por alcoholizaciones y accidentados, en general, hubo también pocos", comentó el subsecretario de Salud, Oscar Sagás. En detalleEl mayor número de afectados por pirotecnia se registró en el Este, con 7 heridos, mientras que en el Sur y en el Valle de Uco no hubo ni siquiera un asistido.Para los valletanos el saldo fue más que positivo considerando que dos de las tres comunas que componen la zona (Tupungato y Tunuyán) prohibieron la venta de pirotecnia. Los pioneros fueron los tupungatinos, que tuvieron en consideración aplicar estrictamente la ordenanza municipal 46/2016 cuando no afectaran a los comerciantes y empresarios que ya tenían la mercadería comprada. Por eso, a pesar de que la prohibición salió a fines de 2016, recién para estas fiestas se aplicó tajantemente la normativa. En este departamento, manifestaron que no hubo ni decomisos ni denuncias por venta ilegal, y que sólo dos locales se encontraron habilitados y autorizados por la Dirección de Fiscalización y Control, pero para hacer expendio de pirotecnia lumínica.A través de los distintos operativos realizados por el Registro Provincial de Armas (REPAR), se secuestraron en Año Nuevo 450 kilos de pirotecnia en toda la provincia. Un número similar al de Navidad, cuando se decomisaron 500 kilos. En su mayoría, se detectó en lugares no autorizados, como en mesones en las calles o en comercios que no estaban autorizados para tal fin. Para 2018, más prohibicionesLa iniciativa de prohibir la venta de pirotecnia que tuvo como abanderados en estas fiestas a siete municipios podría abarcar a toda la provincia para las próximas fiestas, por ley y con algunas salvedades. Es que través de la diputada de la UCR Beatriz Varela se tratará en la Legislatura un proyecto que alienta al uso la pirotecnia fría-lumínica y sin ruidos ni quema, aunque incluye una excepción para el uso de los fuegos de artificio para los eventos de Gobierno siempre y cuando se cumpla con algunos requisitos, como la ubicación del espectáculo, como ocurriría con la Fiesta Nacional de la Vendimia. A pesar de que fue anunciado para que sea tratado durante 2017 y con una determinación de prohibición total, recién este año se tratará y contemplará nuevas excepciones. Lo que se sugerirá es la habilitación para el expendio de pirotecnia en general siempre que se compruebe un nivel de sonoridad aceptable (no más de 90 decibeles). Esto alentado también por los reclamos de empresarios del rubro que incluso apelaron ante la Justicia.

Dejanos tu comentario