Mendoza Sábado, 11 de agosto de 2018

Gutierrez Bar pidió disculpas y suspendió al guardia

Fue después de la denuncia por discriminación de la standupera Mar Tarres quien aseguró que la dejaron entrar por "gorda".

Luego de que la standupera Mar Tarres realizara un video que se volvió viral denunciando "discriminación" en Gutierrez Bar, desde el local salieron a pedir disculpas.

"Buenas noches a todos, a través del presente comunicado pedimos disculpas a Mar Tarres Stand Up por lo ocurrido ayer, jueves, en el ingreso a nuestro establecimiento", fue lo que publicaron en sus redes sociales en la noche del viernes.

Pero la artista redobló la apuesta ya que se sintió ofendida por la situación que vivió. Así fue que a las pocas horas de conocerse el poste del local bailable, Tarres contestó: "Con estas disculpas no hacemos nada! Primero porque los patovicas de las puertas son "empleados" que reciben órdenes de los dueños, segundo había un tercer hombre que saltó a decir que el era el dueño y que si él no quería no ingresábamos porque a su boliche entra el que el quiere! Y ahí quizo impedirnos entrar con el tema de la edad , creyendo que teníamos más de 35 nos no dijo que el boliche era hasta 35 cosa de no dejarnos entrar por si yo o mis amigas teníamos más de esa edad. Después leo en su face que el ingreso es hasta 40 años . Encima los cague porque tengo 31 y estoy DEVEENAAA!! Y me piden perdón porque soy una persona pública quiero ver si a un desconocido le hacen lo mismo! Ley pareja para todos!"

El relato de lo ocurrido

Según contó la artista, al llegar al local bailable, un guardia en la entrada le informó de muy mala manera que debían pagar una entrada de $250 cada una. "Con cara de orto nos informó que debíamos pagar, pensando que no teníamos ese dinero. Cuando nos acercamos a la boletería la chica de la caja nos informó que las mujeres entraban gratis".

Cuando las chicas volvieron a la entrada, siempre según la versión de Mar Tarres, y le plantearon la situación al guardia, apareció otra persona que les pidió documentos, alegando que sólo podían entrar personas de hasta 35 años de edad. "Las tres tenemos 30, por lo cual nos dimos cuenta de que el problema era nuestro peso. Menos mal que el límite no era 80 kilos, porque sino no entrábamos ni en pedo las tres gordas", contó la artista, tomándose la situación con humor.

Lo que se tomó muy en serio fue el mal trato recibido en la puerta de Gutiérrez y aseguró que hará una denuncia por discriminación. Pero antes realizó una transmisión en vivo por facebook que en menos de 24 horas ya tiene casi 70.000 reproducciones.

Más noticias