Mendoza Martes, 4 de diciembre de 2018

Este es el peligro del que deberán cuidarse los mendocinos en Chile

En el vecino país advierten por un organismo que ha aparecido en varias playas y que ha provocado la clausura de algunas

La fragata portuguesa (Physalia physalis) debe su nombre al parecido con la vela de un barco del siglo XVIII. En contra de lo que se cree no es una medusa, se trata de un organismo colonial cuyos individuos se especializan para mantener vivo al conjunto. Su aparición en varias playas de Chile provocó la clausura de estas pero también una preocupación sanitaria.

Este organismo está formado por una vela gelatinosa que le permite recorrer los océanos impulsada por los vientos, las mareas y las corrientes marinas, mientras que del cuerpo cuelgan numerosos tentáculos que le sirven para atrapar a sus presas: pequeños peces y plancton.

Estos tentáculos están provistos de cápsulas urticantes denominadas cnidocitos, los cuales pueden paralizar a un pez grande y afectar seriamente al ser humano.

Su picadura es peligrosa y muy dolorosa. La Organización Mundial de la Salud (OMS) la cataloga como una de las especies más riesgosas que habitan en aguas recreacionales.

En el ser humano, el veneno de la carabela portuguesa tiene consecuencias neurotóxicas, citotóxicas y cardiotóxicas, produciendo un dolor muy intenso y pudiendo incluso causar la muerte.

Desde la Subsecretaría de Salud Pública de Chile emitieron entre 2016 y 2018 218 prohibiciones de baño en distintas playas.

El desfavorable cambio de moneda quizás no sea el único factor a tomar en cuenta a la hora de pensar en las próximas vacaciones en el vecino país.

Fuentes: Centro de Información Toxicológica de la Universidad Católica (Cituc), Ministerio de Salud del Gobierno de Chile, Emol, La Tercera, Wikipedia.

Más noticias