Mendoza Viernes, 28 de septiembre de 2018

En la zona de los boliches de Chacras, Luján autorizó el cierre de calles

Los vecinos del barrio Santa Elena, ubicado detrás de los locales bailables de Chacras de Coria, pidieron cortar las calles.

La iniciativa que tuvo la Municipalidad de Guaymallén de empezar a retirar las rejas de los denominados barrios "semiprivados", por ahora no tendría en eco en otros departamentos del Gran Mendoza, como en Luján de Cuyo y Las Heras.

Desde la Comuna de Omar De Marchi no brindaron precisiones sobre este tema, aunque en su jurisdicción hay un caso particular y es lo que sucede en la zona de los boliches, en Chacras de Coria.

Allí, desde hace aproximadamente un mes se implementó el estacionamiento medido entre las 23 y las 6 ($70), que es el horario de mayor movimiento por la presencia de locales bailables.

Paralelamente se colocaron barricadas en las calles perpendiculares a la Panamericana y las que conducen al barrio Santa Elena, que está detrás de los boliches.

Estas piedras, que están dentro de una especie de canasta de metal, impiden el tránsito vehicular. Solo pueden cruzar peatones, motos o bicicletas.

Sin embargo, esto fue autorizado por la Municipalidad de Luján por un pedido que hicieron los vecinos de la zona. "No es un cierre ni un capricho, es una regulación vehicular con un expediente de por medio y con la firma de la totalidad de los vecinos. Es más, el barrio está abierto", explicó Diego Amormino, presidente de la Unión Vecinal del barrio Santa Elena.

Además contó que esta medida fue consensuada con los vecinos, que en su mayoría apoyaron la colocación de estas murallas de piedras, y responde más que nada a cuestiones de seguridad.

En cuanto al financiamiento de la obra, Amormino dijo que "hay un programa a través del cual el Municipio nos dio el dinero para la compra de los materiales. Los vecinos pusimos el dinero para la mano de obra".

También aclaró que con esto no se está perjudicando a nadie. "Yo entiendo que no se puede cerrar un barrio cuando tiene pasada hacia otro, pero en este caso no se le hace mal a nadie, porque detrás del barrio está el cerro. No hay pasada hacia otras viviendas".

La gran cantidad de jóvenes y vehículos que llegan hasta el lugar los fines de semana convierten a la zona en una de las más concurridas del Gran Mendoza, y eso fue lo que generó que los vecinos se organizaran para pedir alguna medida que les brinde seguridad.

Desde el Municipio no se manifestaron sobre esta situación ni tampoco sobre otros casos de barrios semiprivados que puedan correr la misma suerte que los de Guaymallén.

Estos cierres parciales están sobre las calles Aconcagua, Cerro Catedral, Cerro Sosneado y Juncal.

Las Heras dice no tenerlos

En tanto, en Las Heras dijeron no tener este tipo de barrios, al menos eso fue lo que manifestó el director de Obras, Francisco Lo Presti, a través del departamento de prensa.

Sin cambios

Por ahora, la Municipalidad de Guaymallén ha parado con la quita de los cierres perimetrales, aunque en los próximos días continuarán con estos trabajos que comenzaron días atrás.

El barrio SPUNC, al que le quitaron un tramo de las rejas que están sobre la calle Urquiza y donde se desató esta polémica, ayer lucía igual que el miércoles.

Los vecinos siguen movilizados y preocupados por esta situación, ya que todos coinciden en que todo responde a una cuestión de seguridad.

En los otros barrios de esa zona también están en alerta a lo que pueda suceder, aunque desde el Municipio sostienen que no habrá medida que impida continuar con esta liberación del espacio público, tal como lo manifestó el propio intendente del departamento.

-Tránsito. Dentro del ordenamiento vehicular, sobre Panamericana se ha pintado la doble línea amarilla, lo que impide a los conductores girar a la izquierda.

-Tarjetas. El estacionamiento medido en esa zona de los boliches tiene un valor único de $70 entre las 23 y las 6. De ese valor, $10 van para la Municipalidad y el resto para los tarjeteros. Con esto se combatió a los trapitos.