Diario Uno > Mendoza

El testimonio de una médica complicó a los padres de Andrea Ábalos

Alejandra Lidia Kos, la médica de terapia que atendió a la pequeña Andrea Ábalos cuando lainternaron en el 2007, reveló al Tribunal de la Primera Cámara del Crimen que "la pequeña estaba en

grave estado. Con un traumatismo encefalocraneano grave y que tenía hematomas principalmente en la

zona frontal".

Así comenzó su testimonio en el debate donde se acusa a los padres de la pequeña, Roberto

Avalos y Gabriela Porcario, de homicidio agravado por el vínculo y a ella además, de lesiones

graves.

En el segundo día del juicio que ha creado una gran expectativa social por tratarse de la

muerte de una bebé de dos años, la profesional -con voz segura y firme- dijo que Andrea tenía una

gran palidez, indicativa de la gravedad que comprometía su vida. "Era una niña que tenía un muy mal

estado general. Su cuerpo cuando entró al hospital estaba rígido y tenía una lesión

encefalocraneana grave", recalcó.

Respecto a qué explicación le dieron los padres -hoy acusados- señaló que le manifestaron que

se había caído del cochechito.

Kos también dijo que la pequeña fue llevada urgente a terapia recibiendo asistencia

respiratoria mecánica y que estaba entubada.

Sobre el estado general de la nena, dijo que le hicieron una tomografía y fue operada

inmediatamente por el neurocirujano para descomprimir el hematoma intercerebral que se le había

formado a raíz del golpe.

También presentaba hematomas en las piernas con tumefacciones que motivaron radiografías.

"Nos llamó la atención esos hematomas y tumoracfiones en los miembros inteferiores" y aclaró que

había fractura con evolución totalmente solidificada con mucho tiempo de evolución y se saldó, sola

sin que mediara intervención medica.

Cuando el Fiscal Javier Pascua le preguntó si las lesiones de la nena eran compatibles con la

caída de un cochechito afirmó categóricamente que "es poco probable dadas las características de la

niña. Fue un impacto con mucha fuerza. Tenía tres facturas: frontal, parietal y occipital que

compromete varios huesos".

La profesional declaró que los padres se manifestaban con total tranquilidad.

Sospecha de maltrato

Acerca si después de haberla revisado consideraba si se estaban frente a maltrato infantil

dijo que "sospecho que hubo maltrato...la nena estaba en coma..con su estado general ..hay

multiples parámetros y es comparable con la lesión que tenía". También aseveró que a ésto hay que

sumarle que estaba desnutrida con hematomas múltiples en tronco y extremidades, y otro debajo del

hígado que databa de más de 48 horas previas a la internación". Insistió que el hematoma más

preocupante era el frontal.

Luego declaró el médico de policía que la pudo ver a la pequeña en el Notti y practicamente

reafirmó lo dicho por la doctora Kos.

Por su parte el médico Nelson Cobos del Grupo de Alto Riesgo( GAR) de Las Heras dijo que en

varias oportunidades citó a la familia de la pequeña para verificar posibles maltrato infantil y

hacer una evaluación domiciliaria en marzo del 2008, pero nunca concurrieron pese a haber sido

citados la madre y otros hijos, para ser asistidos por psicólogos y trabajadores sociales."Para mí,

ante estas negativas a comparecer, persistían la situación de alto riesgo de los niños y así se lo

hice saber a la titular del Quinto Juzgado de Familia .Luego no se que pasó. Nadie me comunicó más

nada".

Hace dos días

comenzó

el juicio a Roberto Ábalos y Gabriela Verónica Porcario por la muerte de su hija Andrea Ábalos,

de 2 años, quien falleció el año pasado y se investiga si el deceso fue producto de maltratos y

golpes.