Diario Uno > Mendoza

El reino de los mendocinos en Reñaca

Reñaca se destacó por albergar durante esta temporada a más jóvenes que adultos y por ello uno delos sitios obligados de concurrencia son los boliches del lugar. Al igual que en Mendoza, aquí

existe una ley de diversión nocturna que fija horarios de cierre, aunque otorga más libertades a

Te puede interesar...

los bolicheros.

Si bien esta parte de la costa del Pacífico cuenta con una limitada variedad en boliches, los

mendocinos van mayormente a Livin Vip, el lugar que fue elegido para divertirse durante la noche.

Aunque también acuden a otros sitios como Xxclusive, Cesar y Kinki Beach.

Todos tienen en común que para la temporada 2010 optaron por contratar relacionistas públicos

mendocinos al igual que promotoras de los boliches que marcan tendencia en la provincia.

En cuanto a la música, la fiesta es la premisa principal. Cumbia (Comanche y Sombras),

cuarteto (Rodrigo y la Mona Giménez) y el reggaetón son los ritmos que marcan la noche. Aunque

también cuentan con un espacio de tecno-dance. Pero los éxitos que hicieron bailar a todos durante

fines de los '90 y principios del siglo XXI es lo que se impone.

En cuanto al valor de la entrada, hay que pensar en $36, mientras que los tragos parten de un

valor de $18 el más barato mientras que el clásico fernet con cola está en $27. Este último

justamente es uno de los más buscados por los argentinos, a pesar de que en el mismo paso Los

Libertadores se puede ver que llegan a Chile con dotaciones completas de esta bebida para hacer la

previa.

Restricciones

Como en Mendoza, Chile también cuenta con una restricción horaria de los boliches, aunque no

del cierre de barra. Los locales bailables abren a las 0 y cierran de lunes a jueves a las 4 y

viernes, sábados y domingo pueden permanecer hasta las 5. La diferencia es que no tienen horario de

cierre de taquilla, por lo que se puede ver que ingresan personas hasta pasadas las 3.

Desde que comienza y hasta que termina la noche en ningún momento se detiene el expendio de

bebidas alcohólicas.

Con el horario de cierre en los locales bailables son muy estrictos. Cinco minutos antes

anuncian por micrófono que la fiesta está concluyendo y a las 4 o a las 5 se apaga la música para

la molestia de todos los que decidieron salir a bailar.

Igualmente la fiesta no termina ahí ya que muchos son los que salen en busca de un after

tour, donde continúan bailando hasta bien entrada la mañana.

Pero esto también muestra un descontrolado exceso de alcohol entre los jóvenes. Es común ver

en la mañana a los chicos tirados en la playa tratando de recuperarse de una noche que fue por

demás larga.

Lo que también existe, y al igual que en Mendoza no se respeta, es una ley que no permite

fumar en espacios cerrados. Pero para aquellos que disfrutan del cigarrillo en Chile lo piensan dos

veces, ya que el atado de 20 cuesta cerca de $12.