Mendoza Domingo, 11 de marzo de 2018

El número de presos en el pabellón de violencia de género es el doble de la capacidad

El sector 5 de la Penitenciaría en Boulogne Sur está excedido: es para 130 y tiene 289 internos. En las comisarías se acumulan denuncias y los fiscales reciben unos 80 casos por semana

Luego de los tres femicidios que han sacudido a la provincia en los últimos días, otra vez la lupa se pone con fuerza bajo la violencia de género. Mientras que el pabellón de la cárcel en Boulogne Sur Mer destinado para estos casos está excedido en el doble de su capacidad, en las comisarías se acumulan las denuncias y los fiscales caminan por una delgada línea para definir qué hacer con cada acusado y cómo no poner en riesgo a las víctimas. Una unidad fiscal especialEn febrero del 2017 se inauguró en Mendoza la Unidad Fiscal de Violencia de Género, luego de un 2016 que registró un pico de femicidios. A un año de su creación, las mujeres siguen denunciando de manera frecuente y son cientos de causas que se tienen que investigar.Las autoridades se muestran conformes con los resultados de esta fiscalía después de un año. Es que a partir de que se nombró a un grupo de fiscales para que estén abocados exclusivamente a estos hechos, las muertes violentas de mujeres a manos de sus parejas bajaron. En 2016 hubo 15 asesinatos y en 2017 fueron 6. Más allá de que los números favorecen, los investigadores aseguran que las causas siguen siendo muchas y que demandan una importante cantidad de recursos.Daniel Carniello, Mónica Fernández Poblet, Mariana Belén Pedot, Mónica Romero y Flavio D'Amore son los fiscales especializados en violencia de género. Diario UNO habló con alguno de ellos y todos coincidieron en que en la actualidad hay quizás una mínima merma de denuncias con respecto a los primeros meses de funcionamiento, pero que aproximadamente en una semana se reúnen unos 80 expedientes para instruir. Es decir, unas 80 mujeres por semana van a presentar cargos contra sus parejas."Algunas denuncias no terminan configurando ningún delito y se archivan. Por ahí son problemas familiares que van y los denuncian", explicó uno de los fiscales.Lo concreto es que ante la cantidad de causas, los magistrados deben ser precisos y definir cuál de los acusados está para quedar detenido en la cárcel y cuál no representa riesgo para la víctima y puede estar libre. Al respecto, se presenta un problema y es que el pabellón dispuesto para este tipo delitos está colapsado.Condiciones inapropiadasEl pabellón 5 de la Penitenciaría en Boulogne Sur Mer es donde se alojan todos los procesados por violencia de género. Este sector está diseñado con tres plantas y dos alas y tiene capacidad para 130 personas. Sin embargo, actualmente son 289 los presos allí detenidos. Es decir, está excedido por 159 arrestados.Esto hace que las condiciones de alojamiento de los presos no sean las propicias y que, por ejemplo, se hayan improvisado colchones en el piso para que duerman. En Boulogne Sur Mer hay un segundo pabellón para estos imputados. Es el 9B, reconstruido por los internos en 2017 y que también casi está al límite, con 40 alojados en el lugar y con espacio para 44. Aquí, por lo general, residen los mayores de 45 años.Las autoridades de la Penitenciaría estiman que podría haber una reorganización y brindar mayor comodidad una vez que se abra la Cárcel Federal en Cacheuta -sería a mitad de año- y que los condenados por delitos federales sean trasladados. Hasta hoy están en los penales provinciales y eso aumenta las condiciones de hacinamiento.Sin dudas que la población de los pabellones de violencia de género fue aumentando por la seguidilla de denuncias de víctimas atemorizadas ante un desenlace fatal. Teniendo en cuenta este contexto, los fiscales deben hacer un minucioso estudio de las causas para decidir quién queda tras las rejas y quién no."La idea es perfeccionar la investigación y determinar si hay un contexto de violencia de género. Hay que ver si hay denuncias previas, antecedentes, hacer pericias psiquiátricas y tomar testimonios para tener un panorama completo", especificó Daniela Chaler, fiscal de cámara y flamante coordinadora de la fiscalía de violencia de género."El Código Procesal Penal establece los supuestos de detención para que uno se ajuste a eso. Hay que aclarar que el fiscal investiga lo que ya pasó; y si bien se busca prevenir, no sabemos qué puede pasar en el futuro", remarcó Chaler, sobre casos en los cuales ha habido denuncias previas y luego han terminado en tragedia.