Mendoza Miércoles, 18 de julio de 2018

El mendocino que fue perito en el atentado a la AMIA: "Fue bastante duro"

Daniel Ambrosini fue parte de los profesionales que tuvieron que analizar la cantidad de explosivo utilizado y dónde fue colocado. Cómo fue ese trabajo

"Lo que fue el inicio del estudio, donde uno tenía que leer todos los informes sobre las víctimas, fue bastante duro desde el punto de vista humano", así recordó el ingeniero mendocino Daniel Ambrosini sobre el atentado de la AMIA, ocurrido hace 24 años, que se cobró la vida de 85 personas. Fue uno de los especialistas que determinó cuánto explosivo se utilizó y dónde fue colocado."Posteriormente uno se concentra en la parte técnica y estructural, pero la primera parte resulta muy dura", relató a este portal sobre la tragedia ocurrida el 18 de julio de 1994 en el edificio de calle Pasteur 633, de Capital Federal: "Sobre todo, los primeros momentos de los rescates, donde se describía el informe de Bomberos que eran momentos desgarradores, cuerpos mutilados y heridos".A pesar de los años que pasaron, la Justicia Federal aún no llega a los culpables del atentado: "Por un lado es frustrante", sostuvo Ambrosini, quien aclaró que él solo participó en la mecánica del suceso y no en los autores. "En esa y otras causas en las que no se llega a la verdad, es muy duro sobre todo para los familiares porque hay que comprender que todavía se discute quiénes fueron los responsables internos y externos".

Quién es

Daniel Ambrosini es oriundo de San Rafael, estudió Ingeniería en la Universidad Nacional de Cuyo, hizo posgrado, maestría y doctorado en la Universidad Nacional de Tucumán, donde trabajó durante 16 años y luego regresó a la provincia. Actualmente es profesor de la Facultad de Ingeniería de la UNCuyo e investigador del Conicet.En el 2002 fue parte de un equipo de 10 especialistas de la Universidad Nacional de Tucumán quienes tuvieron la difícil tarea de responder cuánto explosivo se utilizó en el atentado de la AMIA y donde había sido ubicado. "Fue a pedido del Tribunal Federal Oral N° 3, que en ese momento llevaba la causa de la conexión local", dijo.

"...donde se describía el informe de Bomberos que eran momentos desgarradores, cuerpos mutilados y
"...donde se describía el informe de Bomberos que eran momentos desgarradores, cuerpos mutilados y

Realizaron un arduo trabajo durante un año en el cual hicieron una simulación con computadora que logró contestar las preguntas realizadas por la Justicia. "Se realizó una simulación computacional del colapso del edificio de la AMIA y era la primera vez que se realizaba a nivel mundial".Ambrosini sostuvo que mucho se cuestionó el tiempo que pasó desde el atentado hasta la realización de este estudio, pero aseguró: "Lo que fue nuestro trabajo, que era relativo a las estructuras, había sido realizado por la Asociación de ingenieros estructurales de Argentina , que hizo un detallado informe de todos los daños que sufrió el edificio de la AMIA, que colapsó casi en su totalidad, como de todos los edificios aledaños. Ese informe se hizo en las semanas posteriores al atentado".Explicó que ese minucioso, detallado y muy bien documentado informe les permitió realizar el estudio. Tan buenos fueron los resultados que consiguieron que la Justicia lo tomara como la mecánica real del suceso, "se adoptó el estudio como la respuesta correcta a las preguntas que ellos formularon"."Ese estudio de la AMIA permitió que en el 2010, Naciones Unidas a través de La Haya con un tribunal especial para el Líbano, nos llamara nuevamente para hacer un estudio sobre el atentado en ese país que se cobró la vida del Primer Ministro Rafiq Hariri", destacó.

Explosivo en la AMIA

El equipo de la Universidad Nacional de Tucumán determinó que la cantidad de explosivo utilizado fue de 300 a 400 kilos de equivalente a TNT, "aunque se sabe que se puede construir explosivos a través de cierto tipo de fertilizante que tiene una reacción ante estímulos de un explosivo químico".El ingeniero mendocino aclaró que "los explosivos químicos comerciales tienen mucho control, pero es cierto que se pueden realizar explosivos con otro tipo de materiales que son relativamente sencillos de conseguir, y por eso son tan frecuentes en todo el mundo los atentados con explosivos".En el trabajo que realizó, también se estableció la ubicación y la altura donde colocaron los explosivos.Para esto, primero descartaron otras hipótesis y alternativas, hasta llegar a la conclusión: "Se hablaba que había estado ubicado en un contenedor frente al edificio de la AMIA, también adentro, pero descartamos todas esas alternativas y determinamos que el explosivo había estado ubicado en la parte exterior del edificio, frente a la puerta. Ese lugar y esa altura que determinamos era compatible con la utilización de un vehículo".

Tecnología

Desde el 2002 hasta hoy hubo un gran avance en programas, software y hardware para realizar este tipo de trabajos. "Fue de un volumen de trabajo muy importante por las herramientas computacionales que disponíamos en ese momento. Cada simulación llevaba bastante tiempo de corrida del programa, mientras tanto íbamos haciendo otras tareas y utilizábamos varias computadoras simultáneamente".Pero a pesar de las nuevas herramientas que existen hoy, Ambrosini aseguró: "Lo que uno gana con la mejora de la tecnología por un lado es velocidad, y por otro lado gana en detalle. Uno puede reproducir detalles que antes no se podían. Pero si con la nueva tecnología realizáramos otra vez la simulación de la AMIA creo que tendríamos los mismos resultados, aunque en menor tiempo y tal vez con más detalles de los daños".

Impune. El atentado a la mutual judía fue perpetrado el 18 de julio de 1994 durante la presidencia de Carlos Menem.
Impune. El atentado a la mutual judía fue perpetrado el 18 de julio de 1994 durante la presidencia de Carlos Menem.