Mendoza Viernes, 6 de julio de 2018

El ingenioso descargo de un mendocino para evitar una multa vial

Martín Rumbo, es escritor mendocino, y su descargo se hizo viral luego de ser multado por la policía cuando iba a su trabajo en moto sin documentación porque había olvidado la billetera en su oficina el día anterior.

El escritor mendocino Martín Rumbo emitió un ingenioso descargo que se hizo viral luego de ser multado el pasado 29 de junio por la policía vial cuando iba a su trabajo en moto, porque había olvidado la billetera con la documentación en su oficina el día anterior.

"Lo primero que pensé fue en llamar a un amigo para que me venga a buscar. Hasta que me di cuenta que no tenía manera de comunicarme con nadie", relata Martín en su descargo.

"Vivo en Km11, Guaymallén. No sé si usted conoce, pero acá la gente se saluda con dos besos y tiene un acento extraño, así que imagínese que los taxis por esta zona son ciencia ficción...", dice uno de los fragmentos.

Tomó la errónea decisión de arriesgarse a viajar en moto sin la documentación, ya que nunca lo habían parado antes. "Por esas cuestiones del destino, se cumplió una especie de Ley de Murphy jocosa y me detuvieron", cuenta con humor el escritor.

Quisieron multarlo y retenerle la moto, pero en un acto de piedad lo dejaron tomarse un taxi hasta su oficina para presentarle la documentación a los policías. "Se detuvo el futuro enemigo de Uber y, por el nada módico valor de $ 100, me llevó hasta mi oficina y me dejó nuevamente en la Arístides...", siguió relatando Rumbo en su descargo.

Sin embargo, a pesar de presentar toda la documentación correspondiente, los policías le colocaron una multa de aproximadamente $4000 pero no le retuvieron la moto. "Técnicamente tenía razón (en hacerle la multa), pero tal como creímos que le íbamos a ganar a Francia, uno nunca pierda la esperanza... hasta que te clavan cuatro pepas", agregó.

"En fin, esta nota de descargo es para solicitarle que me tire un centro, que se apiade de este sencillo laburante que tiene toda la documentación al día, pero la cabeza en Saturno". Y concluyó: "Salvarme de pagar esas cuatro Luquitas sería una buena noticia en esto tiempos de selecciones frustradas y dólares incontrolables".