Mendoza Domingo, 5 de agosto de 2018

El día que peronistas y comunistas se tirotearon en el Este

Fue el 11 de febrero de 1946 y podría calificarse de la jornada más sangrienta de las campañas políticas jamás vistas en nuestra provincia. Hubo un muerto y varios heridos

El 12 de febrero de 1946 el diario La Libertad tituló: "Un muerto y varios heridos hubo en un recio tiroteo", y en la bajada agregó: "Fue entre peronistas y comunistas". En tanto, el diario Los Andes informó en el copete de la nota: "San Martín. En forma sangrienta epilogó el mitin anunciado para hoy por el Partido Comunista para proclamar la fórmula gubernativa con que se presentará en los próximos comicios esa agrupación política. La interferencia de militantes de una de las facciones que sostienen la candidatura Picallo -Tabanera originó un nutrido tiroteo, cuyo saldo fue un muerto y cuatro heridos".

El hecho ocurrió en la tarde del día anterior, entre las 17 y las 18, en la plaza principal de la ciudad de San Martín. Lo curioso es que a pesar de ser quizás el más grave en la historia de campañas políticas del departamento y de haber ocurrido en el corazón de la ciudad, casi ha desaparecido de la historia del pueblo.

Los dos diarios difieren en algunos detalles. La Libertad identifica al fallecido como "el anciano Gerardo Fredes", mientras que Los Andes lo menciona como "Sebastián Fredes". Hoy algunas familias locales con ese apellido han indicado que puede haberse tratado de un pariente.

También hay diferencia en el listado de heridos, aunque ambos diarios sostienen que fueron cuatro y aclaran que podrían haber sido varios más, cosa que no sería extraña ya que "testigos indicaron que hubo más de cien disparos".

La Libertad dice que los heridos fueron "Pedro Tovares en la espalda; Arturo Faca en la pierna izquierda; Luis Martínez también en una pierna y la señora Aurelia Pérez de González en el pie derecho". El listado de Los Andes enumera a "José Pedroza, Pedro Mena, Rodolfo Herrera y Pedro Tobares". Los diarios sólo coinciden en Tobares, más allá de que uno lo escriba con V y el otro con B.

Contexto

Era momento de campaña. Días después, el 24 de febrero de 1946, fue electo presidente de la Nación por primera vez Juan Domingo Perón, con el apoyo de una heterogénea coalición electoral. "Esa coalición obtuvo la totalidad de electores a la presidencia con el 52% de los votos, la gobernación provincial con más del 49% y dos tercios de los cargos legislativos", indicó el profesor e historiador Alejandro Ravazzani.

"El peronismo naciente involucraba a dos principales agrupaciones: la Unión Cívica Radical Junta Renovadora (UCRJR), desprendimiento del partido radical, y el Partido Laborista (PL), una organización formada mayormente por dirigentes sindicales. Los primeros habían logrado imponer la fórmula para la gobernación provincial Faustino Picallo-Rafael César Tabanera", dijo el historiador.

Y agregó que quien enfrentaba al peronismo era "la Unión Democrática (UD), una alianza electoral realizada en 1945 entre la Unión Cívica Radical, el Partido Socialista, el Partido Comunista y el Partido Demócrata Progresista, con la fórmula José P. Tamborini-Enrique Mosca, ambos radicales alvearistas".

La crónica

El 11 de febrero de 1946, en la plaza principal de San Martín, el Partido Comunista realizaba un acto de campaña. Era uno de los últimos antes de las elecciones que dieron como ganadora a la fórmula Perón-Quijano en la Nación. Antonio Lencinas, Florencia Fosatti y Benito Marianetti, históricos dirigentes que quedarían en la historia nacional, fueron algunos de los oradores.

Esa misma tarde también los peronistas iban a realizar un acto parecido apenas a dos cuadras.

Justamente la coincidencia sería una de las causas, al menos según lo que entendieron los responsables del PC, que cargaron las culpas al jefe de Policía de ese momento, Agustín Cocau.

Una columna peronista avanzó caminando por la calle 9 de Julio hacia el norte. Allí se tomaron con los del PC, que no los dejaban avanzar... y estalló un tiroteo feroz.

El comunicado oficial que dio el PC ese mismo día decía que "a la lista de víctimas comunistas inmoladas por la dictadura hay que agregar otro muerto y varios heridos, producto de un plan finamente premeditado y llevado a cabo por la propia policía y los elementos nazi peronistas de San Martín".

El calificativo "nazi peronista" era un descalificativo que usaba la izquierda de esos días, que había tenido que aliarse con sectores conservadores -en Mendoza estaba con el Partido Demócrata-y que veía cómo los sectores obreros se iban con el peronismo.

Lo cierto es que la sangrienta historia de este día del '46 fue borrada de la memoria. Casi nadie la recuerda. Ahora sí.

Dejanos tu comentario