Diario Uno > Mendoza

El anfiteatro se pone a punto

Ya comenzó el armado de las cajas lumínicas que le darán color y forma a la escenografía de Cantosde vino y libertad: espectáculo del Acto Central de la Fiesta Nacional de la Vendimia 2010, que se

verá las noches del 6 al 8 de marzo próximo, en el teatro griego Frank Romero Day.

El responsable de ese rubro dentro del staff artístico que dirige Vilma Rúpolo es el plástico

mendocino Eduardo González, a quien ayer se lo podía ver en el anfiteatro pintando los primeros

chapones de blanco para el fondo y fiscalizando a los trabajadores que con terciado formaban las

figuras que había dibujado en sus diseños.

Se espera que este viernes comience el montaje de la escenografía, cuyo diseño es obra de

Luis Gattas, destacó Daniel López, productor técnico del show, quien aseguró que los trabajos están

"dentro de los tiempos previstos".

En cuanto a lo creativo de lo escenográfico, señaló que para Cantos de vino y libertad se

pensó "un uso interesante de la caja lumínica", ya que habrá "cuerpos de dobles caras", cuando por

lo general son grandes paños de luces cubiertas por lienzo. Además, se dispondrán en distintos

niveles, "como avanzando hacia el público, lo que dará una idea de tridimensionalidad",

ejemplificó.

Como rasgo distintivo con relación a otros años, López indicó que habrá cajas lumínicas con

arcos de hasta 20 metros de alto y con formas triangulares y de gran tamaño (ver infografía).

También se dispondrán bandejas de escenas plenas y no muy parcializadas, conectadas por escaleras y

rampas, conformando un escenario de siete niveles que llegará a medir casi 10 metros de alto.

"Los procesos constructivos han variado y nos posibilitan agilizar los tiempos", comentó

López, quien recordó que mientras en los años '80 se invertían unos 45 días para el montaje de la

escenografía, que comenzaba a mediados de enero para llegar a principios de marzo, en la actualidad

esa tarea demanda entre 12 y 14 días.

Por el contario, el armado de la caja lumínica sigue siendo tan demoroso como siempre, ya que

es un trabajo puramente artesanal. Relató que el primer paso –el que se inició el jueves– es pintar

los chapones de madera terciada que actuarán como fondo de color blanco. Luego, sobre esas

superficies se dibujan los diseños creados, en este caso, por González. Entonces, se hace el

costillado, que es la caja propiamente dicha y que se forma con maderas que se disponen de manera

vertical sobre los diseños.

Después se procede a distribuir los portalámparas y el cableado. Y tras hacer las pruebas

eléctricas las cajas se cuelgan y se vinculan. El último paso es cubrirlas con lienzos para que

desaparezcan las lámparas y se formen los paneles de colores.

 Embed      
Eduardo González traslada sus diseños a los paneles de madera, ayer.
Eduardo González traslada sus diseños a los paneles de madera, ayer.
 Embed      
Eduardo González traslada sus diseños a los paneles de madera, ayer.
Eduardo González traslada sus diseños a los paneles de madera, ayer.
 Embed      
Tras dibujar las figuras en los chapones, se hace el encostillado con piezas verticales.
Tras dibujar las figuras en los chapones, se hace el encostillado con piezas verticales.
 Embed      
Los primeros trabajos con las cajas lumínicas se hacen en el lago del anfiteatro.
Los primeros trabajos con las cajas lumínicas se hacen en el lago del anfiteatro.