Diario Uno > Mendoza

Detectaron casas del IPV que son alquiladas por sus adjudicatarios

SAN MARTÍN– El IPV y la Dirección de Vivienda de la Municipalidad de este departamentodesadjudicaron una casa que había sido entregada hace un año. Ya tienen detectados al menos otros

siete casos, todos en un mismo barrio. El drama lo padece ahora la familia que alquilaba la primera

de las viviendas y que está a un paso de ser desalojada.

El barrio Nueva Argentina está compuesto por 145 casas y sus moradores debieron esperar

varios años hasta que se construyeran, se terminaran y se las adjudicaran. Increíblemente, algunas

de esas casi 150 familias jamás ocuparon sus viviendas o las alquilaron.

Por primera vez, el IPV comenzó a controlar el destino que se les da a las viviendas que

entrega y a revocar las adjudicaciones a aquellas familias que no ocupen la vivienda de forma

inmediata, la presten a terceros o la alquilen.

La casa 2 de la manzana P de este barrio de San Martín es un claro ejemplo de los manejos

irregulares que se realizan con una vivienda que sólo debe cubrir una emergencia habitacional.

El 28 de junio de 2008, esa casa al igual que las otras 25 de la manzana P fueron entregadas

a sus adjudicatarios. Apenas dos días después, la casa 2 fue alquilada a una pareja con dos hijos

pequeños que vivía hacinada junto con otros familiares y que desde hacía tiempo buscaba algún

alquiler accesible.

"Tratamos con una mujer que nos pidió $300 por mes y nos hizo firmar un contrato por un año",

contó Jorge Ariel Fredes, quien con su esposa, María Elena Fernández, están a punto de quedar en la

calle. "Cuando nos alquiló la mujer, nos dijo que tenía esta casa como una inversión", dijo Fredes,

quien tiene discapacidad visual.

El matrimonio ya fue intimado verbalmente por el IPV y la Comuna para que deje la casa. "

Desgraciadamente, no podemos dar conformidad a un acto como este. En cambio, personalmente me

comprometo a resolver la situación de esta familia", dijo ayer Alfredo Giménez, desde Vivienda, y

agregó que "pese a que no era nuestra obligación, se esperó a que el contrato que ellos habían

firmado se venciera".