Mendoza Miércoles, 29 de agosto de 2018

Descuento a los concejales que falten en Guaymallén llegaría a 10 mil

El proyecto tiene grandes chances de ser aprobado porque lo impulsan la UCR y el PI que juntos tienen mayoría .

Un proyecto para sancionar a los ediles que falten a las sesiones o a las reuniones de comisión ingresará este jueves al Concejo Deliberante de Guaymallén. La iniciativa, promovida por los concejales Ignacio Conte (UCR) y Lisi Rodríguez (PI), dispone aplicar un descuento de hasta $10.000 en la dieta de los ediles que falten sin justificación tres veces o más a cumplir con su función para la que fueron elegidos.

Tiene grandes chances de ser aprobada ya que entre el radicalismo y el PI tienen siete de los 12 votos del Concejo.

La propuesta trajo a la memoria el polémico proyecto del ítem banca que el gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo movilizó sin éxito en el Senado el año pasado cuando se quedó sin quórum en una sesión donde buscaba la aprobación de una ley que le interesaba al Poder Ejecutivo.

En aquella ocasión, el mandatario quería regular con el ítem, el derecho de los legisladores a sentarse en la banca y habilitar el quórum para tratar o no una ley, una herramienta política válida y crucial del sistema republicano. Por su naturaleza el ítem banca naufragó rápidamente.

Igualdad con los trabajadores

En cambio, el caso de Guaymallén es totalmente distinto. El proyecto de ordenanza aclara que la obligación de la asistencia no impone la obligación de dar quórum y de esta forma está salvado ese derecho.

En diálogo con Diario UNO, el concejal Ignacio Conte explicó: "Para los ediles es obligatorio asistir a las sesiones del Concejo y a las reuniones de comisión, pero faltar a ellas en la actualidad no tiene ninguna sanción".

Conte contrastó: "Al empleado municipal se le quita el ítem presentismo si no va a trabajar y a los concejales nada, la verdad nos parece injusto.

El edil de la Unión Cívica Radical precisó que "este proyecto dispone que si el concejal se ausenta sin justificación médica o valedera, se le aplicará un descuento del 10% de la dieta".

Conte confirmó que "ese monto llega a los $10.000 porque el ingreso bruto de los ediles ronda entre los $90.000 y los $100.000. De bolsillo cobran unos $60.000".

El proyecto, para poder ser viable, cambia la composición de la dieta del concejal: "Actualmente está compuesta en un 70% por la asignación de clase y un 30% por el ítem de compensación funcional ya que el edil está disponible las 24 horas durante los siete días de la semana".

Indicó que "en la nueva propuesta que hicimos con Lisi Rodríguez, del Partido Intransigente, dejamos la asignación de clase en el 70%, reducimos al 20% la compensación funcional y el 10% restante se convierte en el ítem recinto, que es el que se descontará en caso de ausencia".

Aclaró que se quitará la totalidad del ítem en caso de que el edil falte tres días sin justificación a la sesión o a la comisión. Si las faltas son de dos o un día, se descontará el monto proporcional de ese 10%".