Mendoza Miércoles, 3 de enero de 2018

Crearon un robot que puede ayudar en tareas de rescate

Fue presentado por dos estudiantes de la UNCuyo como el trabajo final de su carrera de Ingeniería en Mecatrónica

Un robot articulado de seis patas controlado por un mando electrónico e inalámbrico (joystick) fue el proyecto final de estudio de Juan Valeriano Sanjurjo (25) y Federico Sebastián Sesto (27) que les permitió obtener el título de ingenieros en Mecatrónica, de la UNCuyo. A simple vista, el novedoso aparato tiene la forma de una araña que se desplaza sigilosamente, paso a paso, y hasta se da vuelta y puede sostenerse como si nada.Básicamente es un prototipo que tiene como característica que puede desplazarse en superficies inclinadas, blandas e irregulares. Su nombre técnico es Robot Hexápodo de 18 GDL.Otra ventaja es que puede ir de un lado a otro en dos patas por vez o moverlas de a una, es decir, que las otras cinco puedan soportar el peso transportado, aumentando la capacidad de carga del aparato."Utilizamos internet para crear el proyecto, y lo que hicimos fue desarrollar técnicas con criterio, el por qué de todo lo que fuimos construyendo, es decir, darle contenido a lo que hacíamos, ya que machas veces en internet se presentan como un hobby, un pasatiempo, sin criterios", explicó Federico Sebastián Sesto, que tiene una discapacidad que limita su movilidad, y en reconocimiento a sus méritos por lograr su título recibió la distinción María Elisa Norton Farmache. La finalidadEl objetivo que se proponen los nuevos profesionales, es adecuarlo y potenciar aún más sus funciones para que pueda utilizarse en la exploración de terrenos regulares o peligrosos para mandar a una persona. "Por ejemplo, una utilidad que tendría sería la de meterlo entre escombros, en una situación de derrumbe, y que a través de una camarita se pueda ver por dentro, y ayudar en caso de ser necesario, con alguna tarea de rescate", precisó el flamante ingeniero.El robot que tiene 18 motores, por ahora es la base de un proyecto mucho más ambicioso. Para ponerlo en funcionamiento invirtieron $13.500 y estuvieron investigando y trabajando en su creación alrededor de 2 años."Básicamente hemos hecho un prototipo para desarrollos futuros. Uno de ellos es aplicar sus funciones en situaciones críticas, inesperadas y que pueda adaptarse a cualquier tipo de terreno. Ya hemos logrado los movimientos básicos del robot y vimos que funcionaba correctamente y ahora nos toca potenciarlo y empezara a definir las aplicaciones posibles", explicó Sanjurjo, que además de estar trabajando en una empresa del sector en Buenos Aires, tiene planeado seguir con proyectos personales relacionados con la robótica. El día de la presentaciónEl jueves 7 de diciembre, los estudiantes de Mecatrónica expusieron sobre el proceso llevado a cabo para el diseño, programación, puesta en marcha y evaluación de funcionamiento el robot móvil que fue el trabajo final para obtener el título universitario.El jurado estuvo compuesto por los ingenieros Roberto Haart, Gabriel Julián y María Susana Bernasconi.Federico Sebastián Sesto, uno de los inventores, fue distinguido por su esfuerzo y perseverancia. El joven, que tiene una limitación física, destacó no sólo la calidad de la educación recibida en la facultad, sino también la ayuda recibida por profesores, directivos y personal de apoyo académico que estuvieron presentes incondicionalmente en el transcurso de su carrera.También opinó que en la facultad deben realizarse mejoras edilicias, como el acondicionamiento de los baños, rampas y estacionamiento para facilitar el uso de las personas con discapacidad.Sugirió a los estudiantes que están comenzando su carrera que "sepan que la facultad es un lugar donde desaprobar alguna materia es casi inevitable, pero eso no debe tirarte abajo, porque cuando uno recursa una materia quizás sirve para que maduren los conceptos. La clave es no bajonearse, el título se alcanza si es lo que uno desea, hay que sacrificar muchas cosas, fines de semana y salidas con amigos, pero el esfuerzo vale la pena".CaracterísticasTiene 18 motores, un sensor, 6 patas, tres articulaciones en cada una, batería integrada, un elemento que mide la tensión de la celda de las baterías, receptor inalámbrico, placa controladora y un módulo de regulador de voltajes, entre otros componentes. Se calcula que tiene una autonomía de una hora y media.

Dejanos tu comentario