Diario Uno > Mendoza

Controles para bienes y celulares usados

El ministro de Seguridad, Carlos Aranda, promete ir contra los mercados de pulgas y la venta ilegalde celulares usados.

Te puede interesar...

Aseguró que en los próximos días comenzará a aplicarse la ley provincial N°8.124, que prevé

al menos iniciar la búsqueda de controles en el negocio de la venta de artículos usados. "La venta

de celulares está en el top ten del comercio irregular", sostuvo el ministro. El acceso a celulares

denominados liberados está a la vista de todos y, aunque no significa que todos se comercializan de

manera irregular, una gran parte de este negocio se sustenta en la pata delictiva.

La norma, sancionada en noviembre del 2009, creó el Registro y Procedimiento para la Compra

de Bienes Usados, un mecanismo por el cual se obligará a guardar registro de cada transacción de un

bien usado. Para esto, cada negocio que comercialice elementos usados deberá llenar un formulario

que detalla la información del vendedor, sea el rubro que sea. En ese formulario, todo aquel que

vende un objeto usado en una compraventa –ya sea de autopartes, electrodomésticos, computadoras o

celulares, por ejemplo– deberá consignar sus datos personales, descripción del bien vendido y

números identificatorios del producto. El documento ideado hasta ahora no tiene más valor que una

declaración jurada.

Consciente de las limitaciones que el sistema aún tiene, Aranda dejó en claro: "El plan es el

primer intento para controlar una actividad que sabemos que es muy difícil de manejar". El negocio

del usado, por la multiplicidad de rubros y las particularidades de cada uno, es muy difícil de

rastrear. En lo que tiene que ver con el negocio de autopartes, por ejemplo, puede ser más fácil

rastrear el origen de un vehículo, pero en productos de electrónica, notebooks o celulares es mucho

más complejo.

"De todas maneras, esta ley es un gran avance porque nos permite actuar ante una denuncia.

Por ejemplo, si en un barrio un vecino hace una denuncia anónima porque ve que a una una casa no

paran de entrar heladeras o microondas, nosotros con esta ley podremos ir a preguntar por la

procedencia de esos elementos. Y si no tienen comprobante de compra, los secuestraremos. Además,

quien tenga estos elementos deberá pagar una multa por violar la ley y, aunque se haga efectivo el

pago de la multa, los elementos no se devuelven", ejemplificó el ministro.

Mercados de pulgas, en la mira

Con esta herramienta también podrán hacer controles sobre los mercados del usado, que son un

clásico en varios lugares del Gran Mendoza, como el que solía reunirse en la rotonda de la calle

Paso, en la intersección con el Acceso Sur, donde sobre todo había autos, que ahora no están porque

hay una obra vial en construcción. El otro gran mercado del usado es el que está en el distrito de

Rodeo del Medio, cerca del Acceso Este.

"Toda mercadería que no acredite procedencia en estos sitios podrá ser secuestrada.‑Sabemos

que con esto no termina el delito, pero es el primer intento para acotar su margen de acción. Hoy,

en la calle, cualquiera te ofrece una notebook o vas a cualquier negocio en pleno centro y te

ofrecen celulares liberados por poco precio", denunció.

La autoridad de aplicación que ejercerá el control será el Ministerio de Seguridad. Pero

Aranda quiere comprometer además a los municipios para que colaboren en las tareas de control.