Mendoza Viernes, 2 de marzo de 2018

Consideran alto el número de ingresantes a Medicina

Aunque de 2.365 aspirantes aprobaron 144, la cantidad es la segunda más elevada en 20 años. En 2017 entraron 181.

Por segunda vez en los últimos 20 años, la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Cuyo tendrá más de 140 ingresantes. Para el ciclo 2018, de 2.365 jóvenes que se inscribieron como aspirantes, 144 lograron pasar todas las instancias del examen.

El año pasado se marcó el récord histórico desde que el ingreso es irrestricto, con 181 estudiantes, casi el doble que en el año anterior, 2016, cuando sólo consiguieron pasar los exigentes exámenes 95 alumnos. La marca anterior más alta había sido en 1995, con 258 ingresados.

Hoy están publicadas en la facultad las listas con los resultados definitivos y los nombres de quienes pasaron todas las pruebas, es decir, los que rindieron los tres exámenes: Biología, Química y Física, en la primera instancia, o en el recuperatorio. El lunes se matricularán y el martes arrancan un curso de ambientación, previo al cursado anual.

Las autoridades sostienen que ese número "alto" de ingresantes, si se mira el promedio -sacando los años en los que se aplicaba el cupo de 120-, se debe a que desde el año pasado se agregó una última instancia de recuperatorio global (que incluye temarios de las tres materias) para los alumnos a los que les faltaron un par de puntos para aprobar alguno de los exámenes. Esta instancia está pensada para los que no aprobaron una materia por pocos puntos. Es decir, para aquellos que obtuvieron entre 20 y 23, cuando debían obtener 24. Con esta herramienta, de los 45 alumnos en condiciones de presentarse aprobaron 40.

La controversia anual

El exigente sistema de ingreso que tiene la universidad es famoso en el país por ser uno de los más severos, pese a que a veces recibe críticas porque deja afuera a la gran mayoría de los aspirantes.

Este año la controversia fue aún mayor cuando se conoció días atrás, un resultado parcial de las evaluaciones y se supo que de los 1.079 jóvenes que se presentaron a rendir Química, sólo salieron airosos 44, es decir sólo el 4%, un número bajísimo.

No obstante, al finalizar todo el proceso de exámenes, los números generales arrojaron un resultado más favorable, aunque históricamente el número de estudiantes que consigue aprobar es muy bajo en relación con el número de quienes lo intentan.

Las autoridades defienden a ultranza el régimen de ingreso porque sostienen que aseguran la calidad de los médicos que egresan. Si bien el resto de las carreras de la UNCuyo tiene examen de ingreso, el mecanismo de selección de Ciencias Médicas es el más estricto.

Tanto el vicedecano de Ciencias Médicas, Fabián Cremaschi, como el secretario académico, Roberto Miatello, respaldaron el sistema que pone a la facultad en el centro de la escena.

Miatello sostuvo que se busca "que sea estricto para garantizar que se formen los mejores profesionales. Si entraran todos los que se inscriben no hay capacidad material para formarlos. Y no es cierto que es una carrera para chicos de clase alta que pueden pagar un preuniversitario. Tenemos alumnos que trabajan con sus familias en la construcción o en las chacras. Proporcionalmente a la cantidad de alumnos que aprueban, son más los que logran pasar habiendo ido sólo al curso de nivelación que da la propia facultad que los que fueron a los preuniversitarios privados", aseguró el profesional.

Miatello sostiene que sólo el 30% de los inscriptos aprovecha esta instancia y asiste a las clases del curso de nivelación gratuito que dicta la facultad. "Yo veo chicos que no aprovechan los cuadernillos que se dan en el curso, no los usan, tienen los libros sin abrir y ese material se usa como base para los exámenes de ingreso. Es un pena, desaprovechan un material importantísimo", recalcó.

La mayoría de los estudiantes en cambio prefiere ir a un preuniversitario privado, siempre que tenga la posibilidad de pagarlo, claro, porque es necesario invertir cerca de $2.500 mensuales por un año.

Por su parte, Fabián Cremaschi, vicedecano en Facultad de Ciencias Medicas de la UNCuyo incluso subió a su muro de Facebook una opinión sobre la discusión pública que se armó: "Es fácil hablar del ingreso irrestricto sin tener idea de lo que implica. Yo ingresé irrestrictamente hace más de 30 años, y creo que hoy iríamos presos por lo que tuvieron que soportar los pacientes cuando, comisiones de 10 a 15 alumnos, los revisábamos. Nos acusarían de maltrato y abusos de todo tipo, aunque jamás tuvimos la intención de hacerlo. Evidentemente hay personas que quieren que la educación médica sea la misma que hace 30 años, sin saber lo que significa para los pacientes y para los mismos estudiantes".

Escribió también: "Todo es mejorable, pero para esto hay que saber, estudiar y actuar responsablemente. No conozco absolutamente a nadie en la facultad, cualquiera sea su rol, que disfrute dejando aspirantes fuera de las distintas carreras. A propósito, recuerdo nuevamente que en la facultad hay otras carreras de excelencia académica, como Enfermería, tecnicaturas y licenciaturas, además de una muy amplia gama de posgrados, con lo cual se demuestra que también nos interesa que los profesionales continúen su formación, para beneficio de la sociedad. Por favor, seamos responsables al opinar".