Mendoza Domingo, 19 de agosto de 2018

Cómo afecta el ajuste a cada una de las comunas mendocinas

El departamento que lidera la lista de los 10 más afectados es Guaymallén, que no recibirá $10,2 millones. Lo sigue Las Heras

Sacan números, calculan una y otra vez y en algunas comunas las cuentas no dan. Algunos intendentes que apenas se conoció la eliminación del Fondo Federal Solidario (destinado a obras) salieron a abrir el paraguas alertando sobre el impacto negativo que tendría ahora ya saben cuáles son las obras que no podrán hacer por el recorte, y aseguran que se caerán redes de agua potable y cloacas, o que dejarán el plan de asfalto que tenían previsto.

Diario UNO accedió a los números finales del ajuste y corroboró que Mendoza perderá este año $230 millones, de los cuales $150 millones eran para el Estado provincial y $80 millones menos serán los que recibirán los departamentos.

Para el 2019, un año electoral en el que las obras públicas suelen ser caballito de batalla para mostrar lo que se hizo durante la gestión, la caída de este fondo se sentirá mucho más, ya que supondrá $1.026 millones menos para el Estado local. Para sopesar, el Gobierno espera recibir un aumento de la coparticipación con la disminución del reintegro de IVA a los exportadores, por el que podrían percibir $593 millones, aunque eso es hoy una mera especulación.

"El recorte se distribuirá con el mismo criterio que se reparte la coparticipación, pero es muy bajo si se compara con el dinero que cada municipio destina a su plan de obras", se esfuerzan en remarcar en Casa de Gobierno al referirse al monto que no llegará por la caída del fondo de la soja.

Tras consultar a 10 de los intendentes más afectados monetariamente por el ajuste, una lista que encabeza Guaymallén, que este año perderá $10,2 millones, seis oficialistas minimizaron el impacto y aseguraron contar con los fondos corrientes necesarios para no tener que parar ni retrasar construcción alguna. De todos modos tuvieron que reestructurar gastos porque a muchos los sorprendió la desaparición total del fondo.

En cambio, algunos referentes de la oposición ya adelantaron qué obras se caen este año y cómo les impactará la ausencia de ese fondo para el 2019.

Por lo bajo, algunos ministros admiten que claramente les gustaría seguir percibiendo el dinero que habían presupuestado, pero en la comparativa numérica de lo que significa para las cuentas mendocinas, aseguran que la caída del fondo de la soja tiene menos impacto de lo que supone pagar las cláusulas gatillo a los gremios estatales tras la escalada de la inflación.

Leyendo la letra chica del decreto presidencial que le puso fin a aquel fondo que se coparticipaba, desde el Ministerio de Gobierno confirmaron que por eso Mendoza no recibirá $329 millones que tenía presupuestados, pero para contrarrestar calculan que la disminución de los reintegros a las exportaciones hará subir la masa coparticipable y por tanto percibirían unos $99 millones. En el resultado de la cuenta quedan en rojo $230 millones, de los cuales por la forma de reparto la Provincia dejará de percibir $150 millones y la pérdida de los $80 millones restantes la sufrirán las comunas.

"El fondo de la soja por lo que ya se había establecido iba reduciéndose mes a mes 0,5% por lo que se sabía que iba a menguar, pero igualmente nosotros teníamos presupuestado recibir $944 millones para este año, que no es significativo en un presupuesto de $85.000 millones: es el 1,1%. De aquellos $944 millones -de los que ya se percibió el 70%-, en realidad vamos a dejar de percibir $150 millones, que claramente nos gustaría seguir recibiendo, pero que no van a incidir para frenar la obra prevista. Hoy estamos en condiciones de seguir cumpliendo con lo presupuestado", insistió el ministro de Gobierno, Lisandro Nieri, remarcando el "hoy", casi como previendo que podrían venir otros recortes a los que habrá que hacer frente.