Mendoza Domingo, 12 de agosto de 2018

Comenzó el fracking en Vaca Muerta de Mendoza

El Gobierno aseguró estar convencido de que esto es un antes y un después en la generación de riqueza

Luego de que el Gobierno provincial pusiera en vigencia el decreto 248/18, en marzo pasado, arrancaron la semana pasada los trabajos de exploración en los pozos de petróleo del sector mendocino de Vaca Muerta, donde el único método a utilizar para la extracción de los hidrocarburos es no convencional. Es el que consiste en la fractura por estimulación hidráulica, también conocido como fracking.

Tras la prueba piloto de este emprendimiento, ayer funcionarios locales acompañaron a un grupo de periodistas para que pudieran tomar contacto con la técnica que ha levantado polémica en los grupos ambientalistas, que temen la contaminación de las napas freáticas, algo que el Gobierno desmiente.

Hasta el momento, esta etapa inicial ha generado 250 puestos de trabajo y un camino hacia la diversificación de la matriz productiva nunca antes visto.

Primeros trabajos e inversiones

Las primeras explotaciones no convencionales se están realizando actualmente en Vaca Muerta, a través de una empresa privada, El Trébol SA. Los pozos están ubicados en el cerro El Pencal, dentro del Puesto Rojas.

El desarrollo se inicia con la estimulación hidráulica de 15 pozos. Los 5 primeros ya fueron sometidos a Evaluación de Impacto Ambiental, en virtud de lo que estableció el decreto provincial antes mencionado. Además, la empresa está haciendo un monitoreo previo de la calidad del agua subterránea.

En esta primera etapa, en la que se explorarán 5 pozos, se han invertido 30 millones de dólares y se han creado 250 nuevos puestos de trabajo. Si los resultados son positivos, la exploración se extenderá a 10 pozos más, con una inversión de alrededor de 70 millones de dólares.

"Si da los resultados esperados en el proyecto se podrían invertir 20.000 millones de dólares en 20 años, es decir, 1.000 millones por año. Esto significa un gran crecimiento para la matriz productiva, general que hoy se encuentra entre los 600 y los 800 millones de dólares anuales", explicó el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú.

Problemas y control ambiental

A pesar de que el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance, aceptó que se pueden producir una serie de problemas ambientales derivados de la estimulación de los pozos por fractura hidráulica, los estudios de impacto ambiental (DIA) ya están realizados y aprobados. El encargado de estos estudios fue la UNCuyo, que realizó un dictamen técnico de la evaluación de impacto ambiental.

En la elaboración de la DIA propiamente dicha participaron la Municipalidad de Malargüe, la Dirección de Protección Ambiental, el Departamento General de Irrigación, y la Fundación CRICYT.

Se tiene en cuenta una serie de contratiempos ambientales que pueden consistir en derrames de petróleo. Para esto, se trabaja con un método llamado "locación seca", es decir, el lugar de la extracción está protegido por una membrana. Otro motivo, es que se produzca contaminación de acuíferos, pero las napas freáticas están de 200 a 300 metros de profundidad y la estimulación se realiza a 2.000 metros.

Empero se trabaja con un estudio de base cero, por el cual se poseen los datos de la calidad del agua de antes de la estimulación y se toman los datos posteriores a la aplicación de la técnica. Con esto se pueden saber los niveles de salinidad, por ejemplo. Y ver si después de la práctica del fracking esos valores cambian. El punto es que, según explicó el secretario de Ambiente, en Malargüe las napas superiores pueden tener algún nivel de contaminación, porque los hidrocarburos están cerca de la superficie. Para esto sirve el estudio de base cero, tal y como se le hizo saber a Irrigación, que dio el visto bueno para que se realizaran las pruebas.

Podría pasar que se fisure algún ducto, por el que va el agua con la arena y los productos químicos que se utilizan para la fractura.

Lo destacado que hizo la Provincia fue protocolizar la Ley 27.007 (de 2014) que, a la Ley de Hidrocarburos Convencionales le agregaba las técnicas no convencionales

Video: Luis Amieva / Diario UNO

¿Cuáles son las condiciones en las que se realiza el proceso?

La estimulación debe realizarse de día y se realizan cuatro o cinco estimulaciones en una jornada.

Para estas primeras cinco perforaciones se utilizará 100% de agua de formación, que surge de los propios pozos. Se trata de agua contaminada, es decir, que no se puede utilizar para otra función.

No se ha utilizado aún agua dulce. Aunque sí tienen la autorización para hacerlo. "Estamos en la situación ideal, que es la de no usar el agua dulce para llevar adelante este proceso", afirmó Mingorance.

Otra situación que según el funcionario es un mito, es el peligro que podrían ocasionar las fracturas en el caso de un terremoto.

"Nosotros tenemos los pozos chequeados por sismógrafos del Pierre Auger", manifestó Mingorance.

Además, destacó: "Lo que estamos haciendo es la primera exploración para determinar el potencial de Vaca Muerta, 8.000km² están dentro de Mendoza, y estimamos que el 30% de este terreno tiene un potencial importante".

También puntualizó que, por el proceso geológico, en la porción que tiene Neuquén se podía extraer más gas, y por la deficiencias que había en Argentina, las primeras inversiones fueron a parar allí. Estos proyectos ya están impulsados. Ahora, el objetivo es el de extraer petróleo por medio del fracking, y por esto se ha comenzado la exploración en Malargüe.

Más noticias