Diario Uno > Mendoza

Cazabán: “Yo no soy un ocotito”

Alejandro Cazabán no quiso contestarle al vicegobernador y fundamentó su decisión apelando a unaexpresión poco común en Argentina, aunque bastante clara –"No soy un ocotito de la política"–, que

también usó cuando habló de fortalecer el diálogo con la oposición.

Según la Real Academia Española, la palabra "ocotito" se utiliza en México y define a una "

persona que fomenta discordias". El secretario general de la Gobernación se ajustó a esa

determinación para mostrarse como lo contrario, consciente también de que el término proviene de "

ocote", o sea, "ano", que a su vez es un vulgarismo del Noroeste argentino, siempre de acuerdo con

la Academia de la Lengua.

Las diferencias entre el vicegobernador y Cazabán, mano derecha de Celso Jaque y ejecutor

político de las decisiones de gobierno más trascendentales, son tan profundas como ya conocidas.

Un dato es revelador. Hace 15 días que Racconto está a cargo de la Provincia porque Jaque se

fue de vacaciones, Cazabán regresó de su descanso hace casi una semana y hasta ayer no se habían

comunicado ni siquiera por teléfono.

Esto, pese a que el lunes el vice estuvo en Gobernación. La semana pasada fue casi todos los

días (su despacho está en la legislatura) y usó las escaleras en lugar del ascensor privado para

tener contacto con quienes iban al Barrio Cívico a hacer alguna gestión.

El vice Cristian Racconto cargó contra Cazabán el jueves y ayer ratificó sus dichos. "No

comparto la metodología y tengo diferencias con Cazabán, pero es un funcionario que eligió el

gobernador para que esté en el lugar en el que está. En un equipo mío no estaría Cazaban", sostuvo

primero en el programa Las doce de Canal 7.

Y ayer, en San Rafael, declaró: "El gobernador ha planteado que cada uno tiene la libertad de

decir lo que piensa. Además, en mi caso particular yo también fui elegido por la gente y necesito

compartir con ella qué es lo que pienso y qué es lo que creo. Esta responsabilidad implica también

sinceridad".

A sólo 3 días de que Jaque vuelva a ocupar el despacho que está a pocos metros del suyo,

Cazabán, optó por no confrontar con Racconto y aclarar que "todas las disposiciones que tomó el

vicegobernador en estos días fueron cumplidas".

"No voy a contestarle a Racconto. Es el vicegobernador de la Provincia y respeto su opinión,

pero realmente prefiero llamarme a silencio en este tema", comenzó diciendo el abogado de 44 años.

¿Esa postura es por usted, por Jaque, o por el Gobierno?, le consultó este diario. "Hoy el

desafío es mejorar la gestión de gobierno y ocuparnos fuertemente de los temas estratégicos que el

gobernador ha planteado. Hay cuestiones prioritarias que atender", respondió.

"Insisto –remarcó– es el vicegobernador y lo respeto, pero mi tiempo, mis preocupaciones y

ocupaciones pasan porque esos temas estratégicos avancen, se resuelvan, se concreten... Ahí está

puesta toda mi energía".

En la nómina de esos temas estratégicos Cazabán incluyó "el uso de los recursos naturales", y

dentro de ello "la situación de Obras Sanitarias SA, el transporte, lo energético, la salud y la

educación".