Mendoza Miércoles, 4 de julio de 2018

Aumento para los docentes: según el SUTE será mínimo

Para el gremio, en promedio, ese alza rondará los $248. En agosto, asegura, el costo de vida superará en 2,2% lo que ya se dio para todo 2018.

En una semana gélida, el ambiente político comenzó a tomar temperatura luego de que el gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo saliera a anunciar un aumento extra para recomponer el sueldo de los docentes y el titular del SUTE, Sebastián Henríquez, le bajara el tono al anuncio diciendo que, especulando con que la inflación de junio y julio medida por el INDEC ronde el 3% cada uno de esos meses, el incremento que podría darse en agosto sería de $248,36 de bolsillo para un docente con 10 años de antigüedad, tras lo cual volvió a reclamar la reapertura de las paritarias.

En una charla con Radio Nihuil, Cornejo asumió que está entre sus planes definir para los docentes un "mecanismo que ajuste sus sueldos a la inflación, con el objetivo de que no pierdan poder adquisitivo", en el caso -ya casi descartado- de que la inflación supere el 15,7% que se les otorgó por decreto para este año.

Sin dar mayores precisiones, y sin que el entorno se animase a sumar una palabra más, el mandatario adelantó que no será igual a la cláusula gatillo que firmaron otros gremios, como es el caso de ATE, que nuclea a empleados de la administración central, o AMPROS, que firmó una actualización mes a mes siguiendo la inflación que mida la DEIE.

Sin embargo, el secretario general del SUTE se encargó de ponerle números al anuncio y criticó que se tome como referencia la medición de inflación que hace el INDEC para la zona Cuyo y no la de la DEIE que mide concretamente la situación provincial.

"Mendoza tiene la inflación más alta del país, con el 16,3% a mayo según la DEIE, mientras en zona Cuyo el INDEC midió 11,9%, es decir, casi 5 puntos menos", marcó el sindicalista. Y proyectó: "Supongamos que la inflación, siempre medida por el INDEC, sea del 3% en junio y la de julio también del 3%. Eso llevaría a que la inflación llegue al 17,9%, lo que significaría una diferencia del 2,2% sobre el 15,7% que ya otorgaron de incremento. Eso haría que en agosto pudiesen dar el 2,2% de aumento siempre sobre el salario de base de diciembre, que es lo que en general se ha firmado con el resto de los gremios que tienen cláusula gatillo".

Para llevar ese posible incremento a pesos, Henríquez tomó como referencia un caso testigo de una docente con 10 años de antigüedad. "Para ella, sobre la asignación de clase y el estado docente (que son los ítems que se contemplan) que tenía en diciembre del 2017, ese 2,2% suponen $248,36 más de bolsillo. Por eso no se entiende que estén descorchando champán", disparó el sindicalista respecto de los anuncios gubernamentales, y añadió: "Lo que debería darse es una reapertura de paritarias, en donde podamos discutir esto, como hacemos para temas no salariales".

Diario UNO chequeó los datos que brindó Henríquez con referentes de la Dirección General de Escuelas. Sin avanzar sobre los anuncios del gobernador, Gabriel Sciola, subsecretario de Administración de la DGE, confirmó que el alza que pudiera darse sería sobre el sueldo base de diciembre 2017. "Si se hiciese de acuerdo con el salario actual sería acumulativo, por eso con el resto de los sindicatos se acordó así; a AMPROS, por ejemplo, que recibe mes a mes el aumento de la inflación de la DEIE, siempre se le otorga según el salario de diciembre", aportó quien también es miembro paritario.

Desde el Gobierno sí se encargaron de aclarar que, más allá del porcentaje, el aumento se otorga para que los docentes no pierdan poder adquisitivo y no por presión del sindicato. "No nos afectan los reclamos o la presión que quiere ejercer el gremio docente. Y a pesar de la mala negociación que hizo el SUTE, el Gobierno les dará un aumento", resaltó el subsecretario de Educación Gustavo Capone.