Diario Uno > Mendoza

A un año de la muerte de Federico

el andinista mendocino que tenía 31 años cuando perdió la vida en el Aconcagua mientras dirigía una

expedición de 4 italianos, una de las cuales también perdió la vida en el cerro.

Tras la muerte del joven vino la polémica con una denuncia por abandono de persona por parte

de la Patrulla de Rescate y la difusión de un

video

que muestra a los rescatistas arrastrando el cuerpo casi inerte de Campanini.

Ayer, la fundación "El Fede Campanini", que fue creada por su esposa, Amber Christensen,

donó

tres tambores llenos de elementos de seguridad para el Parque Provincial Aconcagua, por un

valor de unos 15 mil dólares.

Secuencia de la tragedia

El martes 6 de enero de 2009, a las 16.30 el grupo hace cumbre en el Aconcagua con

un temporal que los sorprende en el descenso. Empiezan el retorno con nula visibilidad. Los

andinistas se pierden entrada la noche cuando bajaban por la ruta norte o normal.

El miércoles 7 de enero los italianos perdidos y Campanini presentan hipotermia, agotamiento

extremo y deshidratación. La Patrulla de Rescate es notificada de que la expedición se extravió a

300 metros de la cima por tomar una variante equivocada a la ruta norte. Se informó que quedaron a

la salida del Glaciar de los Polacos (6.700m). Elena Senin (38) tuvo un accidente y perdió la vida

por un edema de cerebro e hipotermia, según sus amigos. Los rescatistas debieron interrumpir la

búsqueda en la tarde por un fuerte temporal.

Finalmente, el jueves 8 de enero comienza el operativo de rescate. A las 5.30, la Patrulla de

Rescate emprende su camino hacia la cima. A las 6.30 se sube a dos policías y a 20 voluntarios en

helicóptero desde Plaza de Mulas hasta Nido de Cóndores.

A las 13.40 sólo 11 rescatistas hallan a los andinistas e inician la evacuación de los tres

italianos –uno fue con un socorrista y el resto necesitó a tres cada uno– y del guía mendocino. A

todos los ayudaron con cuerdas. Habían sobrevivido dos noches con 25 a 30 grados bajo cero,

comiendo barritas de cereal y tomando su orina para no morir deshidratados. Debieron ascender a la

cumbre otra vez para retomar la vía de regreso a Berlín.

Campanini no resistió y falleció cerca de las 19.30 a metros de la cumbre en brazos del

oficial José Luis Altamirano. El esfuerzo para lograr su recuperación fue enorme. Antes de

movilizarlo le dieron dos litros de líquido. Además lo abrigaron y le colocaron dos inyecciones de

dexametasona para reanimarlo. Pero estaba perdido y apenas balbuceaba. Caminaron seis horas

ayudándolo como podían: entre tres, cargándolo en sus espaldas y luego en una camilla de cuerdas

cuando juntaron seis hombres para poder sostenerla.

Al otro día el italiano Matteo Refrigerato (36) llega a la base que se armó en Berlín, donde

lo estabilizan para poder seguir bajándolo. Sus compañeros Mirko Affasio (39) y Marina Attanasio

(38) continúan hasta Nido de Cóndores, donde a primera hora un helicóptero los traslada hasta

Horcones para luego derivarlos en ambulancia al Hospital Italiano.

 Embed      
Los italianos lo definieron a Campanini como un héroe.
Los italianos lo definieron a Campanini como un héroe.
 Embed      
Se observa una persona de la Unidad Patrulla de Rescate con máquina de fotos en mano, en principio haciendo tomas de quien sería Campanini, el rescatado o víctima.
Se observa una persona de la Unidad Patrulla de Rescate con máquina de fotos en mano, en principio haciendo tomas de quien sería Campanini, el rescatado o víctima.
 Embed      
Toma de atrás del rescatado -en el piso-, con una campera amarilla, con tres voluntarios a su alrededor. Nótese la ropa fuera de lugar del rescatado, dejando su cuerpo expuesto.
Toma de atrás del rescatado -en el piso-, con una campera amarilla, con tres voluntarios a su alrededor. Nótese la ropa fuera de lugar del rescatado, dejando su cuerpo expuesto.
 Embed      
Un patrulla y dos voluntarios caminando.
Un patrulla y dos voluntarios caminando.
 Embed      
Un patrulla y cuatro voluntarios. El rescatado se encuentra boca arriba.
Un patrulla y cuatro voluntarios. El rescatado se encuentra boca arriba.
 Embed      
Uno sujeta con cuerda y las otras dos personas por los brazos.
Uno sujeta con cuerda y las otras dos personas por los brazos.
 Embed      
Nuevamente comienzan a levantar a la persona.
Nuevamente comienzan a levantar a la persona.
 Embed      
El rescatado, con nariz y parte del rostro congelados.
El rescatado, con nariz y parte del rostro congelados.
 Embed      
El rescatado en el piso caminando con brazos y piernas, siendo jalado con la cuerda por un patrulla. Al lado del rescatado un voluntario.
El rescatado en el piso caminando con brazos y piernas, siendo jalado con la cuerda por un patrulla. Al lado del rescatado un voluntario.
 Embed      
Foto de dos de los voluntarios.
Foto de dos de los voluntarios.
 Embed      
Un patrulla y un voluntario reclinados sobre el rescatado, en el mismo lugar.
Un patrulla y un voluntario reclinados sobre el rescatado, en el mismo lugar.