LAS COIMAS K Viernes, 17 de agosto de 2018

El concesionario de la Terminal Néstor Kirchner, a un paso de ser detenido

El juez federal Claudio Bonadio le negó la excarcelación a Néstor Otero, el empresario que está a cargo de la concesión de la Terminal de Nestor Kirchner, en San Rafael. Con esta medida el hombre quedó al borde de la detención.

Otero aparece mencionado en los cuadernos del chofer Roberto Centeno. Concretamente se le endilga que el viceministro de Planificación Roberto Baratta fue a buscar 250.000 dólares en efectivo a las oficinas que tiene el empresario en la Terminal de Retiro, en Buenos Aires de la cual también es concesionario y donde se lo conoce como "El Zar".

El empresario negó el 9 de agosto que esto hubiera sucedido en su presencia alegando que, en la fecha que figura en el cuaderno, él se encontraba de viaje en Paraguay. Sin embargo, no logró obtener su excarcelación.

Otero es el dueño de la empresa TEBA (Terminal Buenos Aires) que tiene varias concesiones de estaciones de ómnibus en todo el país.

La terminal de San Rafael fue construida por la empresa local Camiletti -que hoy tiene varias obras con la Provincia- e inaugurada en diciembre de 2011. La concesión fue ganada por TEBA, la empresa de Otero. En ese momento el pliego fue aprobado por el Concejo Deliberante y, antes de firmar el contrato, se le dio vista al por entonces fiscal de estado, Joaquín De Rosas.

Más causas

Otero en su momento fue condenado en un juicio abreviado a realizar una probation por coimear al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, al que le pagaba el alquiler del apartamento en el que vivía el ex funcionario.

Sobre este empresario ya pesaba una causa en su contra impulsada por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) a partir de un informe del Banco Central y reportes de operaciones sospechosas provistos por la Unidad de Información Financiera (UIF) respecto de sociedades que integran el Grupo Otero.

En ese expediente que está a cargo del juez Marcelo Martínez De Giorgi, el fiscal Franco Picardi imputó a Otero. En concreto, se investiga si el empresario cometió delito de lavado de dinero cuando en agosto de 2014 usó una cuenta bancaria personal en el Banco Sáenz para realizar 39 transferencias por $7.480.000 a cuentas correspondientes al grupo integrado por TEBA y otras sociedades.

Además, en la Justicia en lo penal económico hay una denuncia por evasión fiscal contra Otero y según la AFIP otra empresa del "Zar de Retiro", Terminal Mar del Plata S.A., registra facturación con firmas apócrifas, lo que también constituye evasión.