LAS COIMAS K Lunes, 17 de septiembre de 2018

Cómo Kirchner y Chávez se habrían quedado con 50 millones de dólares

El arrepentido Claudio Uberti reveló ante el juez Bonadio que los ex mandatarios hacían negocios con la compra de bonos argentinos.

El ex titular del Occovi, Claudio Uberti, confesó ante la Justicia una maniobra con títulos argentinos que realizaron los ex mandatarios Hugo Chávez y Néstor Kirchner.

Indicó que cuando Chávez hizo comprar 500 millones de dólares de títulos de la deuda externa argentina en el 2007 se organizó primero una maniobra especulativa que dio "una ganancia de 100 millones de dólares". Esa ganancia provino de usar las versiones sobre cuándo y cómo se iban a comprar los títulos para especular con su precio, señala el diario Clarín.

La mitad de esa ganancia fue como comisión a bancos que intervinieron y "Néstor y Chávez se quedaron con 25 millones de dólares cada uno", contó Uberti en su declaración ante el fiscal Carlos Stornelli y el juez federal Claudio Bonadio en la causa de los cuadernos de las coimas, según revelaron fuentes judiciales.

Uberti precisó que luego esos 25 millones de dólares fueron traídos "en valijas" por vía aérea a Buenos Aires desde Caracas.

Según el matutino porteño, el exfuncionario conoce los negocios venezolanos ya que era el representante especial del ex ministro de Planificación, Julio De Vido, en Venezuela.

La forma en que se movilizó la plata se relaciona con la famosa valija del venezolano Guido Antonini Wilson descubierta el 4 de agosto del 2007 por María Luján Telpuk, agente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). La causa de la valija de Antonio se había cerrado y la reabrió el juez en lo penal económico Pablo Yadarola, quien seguramente pedirá ahora a Bonadio esta nueva confesión de Uberti.

Los investigadores de la causa de los cuadernos buscan ahora confirmar todos los datos suministrados por Uberti, quien ingresó el mes pasado al régimen del imputado-colaborador. Esta nueva línea de investigación de la plata negra de los Kirchner tendrá una enorme repercusión internacional.

También enfocado en la causa de los Cuadernos, La Nación indicó que hay "tensión y amenazas entre los detenidos por las coimas ante los inminente procesamientos". Así, el diario aseguró que crece el temor entre los imputados y da cuenta de una carta de Julio de Vido donde acusa a exfuncionarios de traidores.

Confesiones que comprometen

Los datos sobre la conexión Venezuela de estos fondos ilegales del ex matrimonio presidencial están en una ampliación de las indagatorias que ya había hecho Uberti. En las dos primeras declaraciones había confesado cómo recaudaron coimas de los concesionarios viales y cómo se enteró de que cuando murió Néstor, en el departamento de Juncal y Uruguay había 60 millones de dólares escondidos.

Esta nueva confesión de Uberti se relaciona con una operación financiera de agosto del 2007. Ese mes Argentina concretó la colocación de deuda más cara desde el default del 2002: le pagó a Venezuela una tasa en torno al 10,6% por la compra de 500 millones de dólares en Boden 2015, en medio de un extraño contexto.

Con la llegada del presidente venezolano Hugo Chávez a Buenos Aires se avanzó en la negociación para la colocación de estos títulos. En principio, había trascendido que Venezuela compraría Boden 2015 por 1.000 millones de dólares. Pero la operación se hizo, finalmente, por 500 millones.

Este fue el aporte argentino a la tercera emisión del llamado Bono del Sur que se completó con un título propio del gobierno de Hugo Chávez. En aquella visita, el mismo Chávez había detallado que su país compró en dos años en total 4.572 millones de dólares en títulos argentinos.

Pero luego Venezuela ya se había desprendido de, al menos, la mitad de estos bonos, contribuyendo a la caída del precio de los papeles de la deuda argentina.

"Es una cifra importante", dijo Chávez en aquel momento.

"Seguramente será suficiente por este año. Y si Argentina lo requiriera podríamos seguir en 2008", aseguró en momentos en que su país tenía excedente de dólares por el aumento del precio del petróleo a nivel internacional. Con estas palabras, Chávez parecía restarle peso a la posibilidad de comprar otros 500 millones de Boden 2015 hacia finales de este año.

Mientras los bonos argentinos se derrumbaban, el venezolano aseguró que los papeles argentinos tenían "gran rentabilidad".