Espectaculos Domingo, 11 de noviembre de 2018

El Perro Videla un ícono de Mendoza

El reconocido conductor de Videla Música Show está festejando los 40 años en radio y las tres décadas desde que está en el aire de la TV .

"Yo le dí a le gente lo que a la gente le gustaba, hablo su lenguaje, el público entiende mi mensaje", dice Juan Carlos Videla, más conocido como Perro, el mendocino que se convirtió en un emblema de la música tropical o, como el mismo dice de la música popular, mientras hace un repaso por su extensa carrera.

Es que no todos los días se cumplen 40 años de programa en la radio con su ya clásico Latinos y mucho menos 30 en la televisión de la mano del infaltable de los sábados de Canal 7 Mendoza, Videla Música Show. Sin embargo, Juan Carlos sigue siendo el mismo joven humilde con ganas de hacer feliz a la gente que arrancó en el 77 en LV8 y nunca mas paró.

Hoy, a casi cincuenta años de aquellos comienzos, El Perro, se ha convertido no solo en un ícono de los medios mendocinos sino también en el hombre capaz de traer a la provincia a los más reconocidos artistas musicales y como el mismo destaca "solo con un llamado, nada de contratos".

Con un presente lleno de trabajo, y en medio de la programación de su próximo Videlazo, que contará con la presencia exclusiva de Trulala y el cantante del momento, Ulises Bueno, el jueves 22 de noviembre en El Santo, Juan Carlos Videla nos recibe en los estudios de FM Latinos en una entrevista íntima con Escenario.

-¿Qué querías ser cuando eras chico?

-Desde niño tuve la vocación por la música. Siempre digo que sin ser músico recorrí mi vida entre notas musicales y trascendí a través de la música, pero no fue fácil. Los comienzos fueron difíciles porque lo que yo tenía era vocación y perseverancia de querer lograr ser alguien. Yo quería ser alguien en homenaje a mi padre, pero en un comienzo me cerraban las puertas.

-¿Cómo fue que llegaste a tener tu programa de radio?

-Insistiendo. Yo era tan perseverante que iba y pedía por mi programa todos los días hasta que me dieron la oportunidad. Arranqué el 11 de enero de 1977 en LV8 gracias a Quintal ,que en ese momento era el interventor de la radio, y a Jose María Vega, quien me apoyó dese el inicio e incluso es quien realiza mis guiones hasta el día de hoy. En ese momento yo no estaba habilitado para hacer radio ni para hacer publicidades y ellos me la consiguieron durante 180 días. Fui rendí cuatro veces en el Comfer y finalmente lo logré. Desde allí jamás paré. Todavía recuerdo mis años allí y luego en LV10, durmiendo dentro del auto para poder cumplir, sin horarios y trabajando sin parar hasta que llegué a Latinos aquí en Grupo América Cuyo.

-¿Cómo ha sido el paso del tiempo?

-Yo tengo el mismo estilo de radio que en el 77, con mis libretos, mis guiones y eso demuestra que el El Perro no es ningún improvisado. Yo siempre hice radio cómo me enseñaron, con respeto hacia la gente, con un mensaje positivo. Jamás en la vida insulté, nunca dije una mala palabra al aire y eso hoy no pasa. Los jóvenes ya no trabajan así y eso pasa porque no estan controlados, pero no es una crítica son épocas.

-Siempre tuviste la música tropical como bandera...

-Popular (corrije). Siempre con la música popular por eso el nombre de mi programa Latinos. Yo interpreto que la música popular es todo: bachata, salsa, merengue, románticos. Muchos no interpretan lo que es popular. Yo soy popular, vos sos popular,somos pueblo, las esferas sociales no existen pero lamentablemente a mi siempre me combatieron por eso. Yo le dí a la gente lo que a la gente le gustaba. Cuando yo empiezo la radio, hacía bailes y veía la música con la que se divertía la gente. Un día dije voy a hacer un programa para ellos y gracias a la perseverancia y al esfuerzo lo hice.

-Los bailes y festivales son otra gran parte de tu vida...

-Yo hice bailes en todos lados, en todos los departamentos, como los carnavales, los bailes en la bodega Giol,en Palmira. En parte mi trabajo en la radio y en la televisión eran para promocionarlos. Hicimos el primer Videlazo en el 89 en el Andes Talleres con Juan Ramón y Pelusa, entre otros. Recuerdo que toda la gente me decía que estaba loco y fue Jorge Sosa quien me ayudó a hacerlo, él me apoyó. Fueron mas de 40 mil personas entre adultos y niños. Allí comenzaron y lo celebramos durante catorce años siempre con un éxito bárbaro hasta 2004.

-Tuviste la oportunidad de traer a grandes artistas...

-Sí, todos los artistas y músicos siempre han venido conmigo. Nunca en la vida firmé un contrato, todo por llamado telefónico y eso da cuenta del reconocimiento que uno tiene. Como ahora con Ulises Bueno que ya me está pidiendo el asadito. Yo traje al país entero y siempre dejando un gran precedente. Nunca tuve ningún problema, al contrario todos son buenos recuerdos y anécdotas como cuando íbamos a jugar al fútbol con el Gordo Porcel y Olmedo, o mis recuerdos con el Ruso Sofovich, he estado con los más grandes.

-¿Y ese reconocimiento que te dan los artistas a nivel nacional, también te lo dan los mendocinos?

-Sí, lo tengo. A veces me dicen "nunca fuiste a un Martín Fierro", pero no lo necesito porque el premio mayor que tengo es el reconocimiento de la gente, que no me conocen y me saluden en todos los niveles y siempre con la conducta de vida, con un equilibrio con respeto hacia la gente

-¿Y como llega la tele a tu vida?

-Estaba en la radio y Oscar López Pájaro siempre me decía que tenía que tener un programa de TV. Él me insistió, se lo propuse a mi productor de toda la vida y él me lo preparó. Muchos pensaban que iba a durar un mes y ya llevo tres décadas.

-¿Porqué crees que ha durado tanto?

-Yo traslado lo que hago en al radio a la televisión. Lo hacemos con una cámara en cualquier lugar y eso es lo que a la gente le gusta. Estuvimos en el anfiteatro que se llenaba, en un quincho y ahora en los jardines de Grupo América Cuyo, pero no importa el lugar. Yo nunca discriminé, yo le hablé a la gente y la gente me entiende. Hay que hablar el idioma de la gente. No me hace falta nada, la escenografía más linda que hay es la natural. Esos valores no los tiene cualquiera y esos valores son por la simpleza, por la humildad de uno, por la sencillez. La gente interpreta el mensaje altamente positivo por eso las grandes convocatorias Yo quiero un pueblo que cante, que baile, que sea feliz por lo menos durante seos horas que dura el espectáculo. Ese es mi mensaje.

-¿Te consideras un ícono?

-Yo me considero una persona que vivió y que la gente respetó. Nunca trabajé mirando la boletería. Hay muchos que han querido traer artistas que yo traía y les han dicho que no.

-¿Cómo es tu presente?

-Hoy tengo la misma fuerza de antes, estoy bien de salud, a veces me tiran abajo las injusticias, las traiciones, los imponderables. Pero estoy bien, sigo trabajando, haciendo lo que más me gusta.

-¿Cómo te gustaría que te recuerden?

-Como soy, normal un amigo, un ser humano simple que hizo mucho por la gente.

Más noticias